''La nueva evangelización en un cambio de época''

Carta pastoral del arzobispo de Tijuana Rafael Romo Muñoz

Tijuana, (Zenit.org) Redacción | 2355 hits

“La nueva evangelización en un cambio de época” es la carta pastoral que presentó el arzobispo metropolitano Rafael Romo Muñoz este martes en una rueda de prensa.

“Como desearía que nuestra diócesis de Tijuana fuera fraterna. Es una de las claves de Jesús al establecer su Iglesia. Una fraternidad donde todos somos hermanos, como nos dice el apóstol Pablo: somos un solo cuerpo, entonces una comunidad fraterna en donde precisamente con un acercamiento muy serio y muy fuerte entre el obispo y los sacerdotes, los sacerdotes entre si y de nosotros naturalmente con los laicos. Una Iglesia que sea orante. Sin la oración la Iglesia se vuelve vacía”, dijo el arzobispo.

Además dijo que desea que la Iglesia local sea unida, eucarística, misionera, evangelizada y evangelizadora, mariana, promotora de los laicos, animadora de los distintos carismas y que sea defensora del matrimonio, la vida y la paz.

También explicó monseñor Romo Muñoz que la Iglesia realiza la evangelización a través de las tres grandes pastorales: litúrgica, profética y social, que engloba a todas las demás.

Esta carta pastoral surge a los casi 17 años de haber sido ordenado cuarto obispo de la Archidiócesis de Tijuana, y en el marco de este año jubilar por el 50 aniversario de fundación de la Diócesis de Tijuana, el 50 aniversario del Concilio Ecuménico Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia.

“Esta carta pastoral tiene una fuerte referencia bíblica particularmente en los Hechos de los Apóstoles, de cómo vivía la fraternidad la comunidad cristiana, que acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia y a la fracción del pan. La carta pastoral está dirigida a los agentes de pastoral de la diócesis: sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, movimientos diocesanos, decanatos y parroquias, instituciones educativas y a los fieles laicos, y a todos los hombres de buena voluntad”, dijo el resposable de la Pastoral Educativa, presbítero Benigno Medrano Flores.

Detalló que es un documento pastoral, fraterno, propositivo, de gratitud, una exhortación fundamentada en el magisterio de la Iglesia que se contextualiza en sus grandes acontecimientos: Año de la Fe, la nueva evangelización, la misión permanente, el Año Jubilar de la Diócesis. Y además quiere responder a los grandes desafíos que nos toca vivir hoy, y nos ayudará a redescubrir los sacramentos y un nuevo rostro del presbiterio, y a revalorar la historia como maestra de nuestra diócesis.

Está escrita “en un lenguaje sencillo que brota de lo más profundo del corazón del arzobispo, como fruto de sus casi 17 años de ministerio episcopal”, afirma el presbítero Antonio Beltrán Coronado, coordinador de la Pastoral de Medios de Comunicación del Arzobispado de Tijuana.

En sus 44 páginas contiene 6 capítulos: I.- Presentación, II.- Introducción, III.- Un poco de historia, IV.- Lectio Pastoralis de la Primitiva Iglesia (La oración, la enseñanza, la fracción del pan y la caridad) con 100 numerales, V.- Signos de esperanza, mis anhelos y VI.- Hacia un cambio de época y Oración.

Por su parte el vicario de Pastoral, presbítero Alejandro Michaus Chico, mencionó que la Lectio Pastoralis tiene la finalidad de descubrir la espiritualidad de comunión entre todos los miembros de la Iglesia.

También Joaquín González dijo que la carta pastoral contiene un mensaje de mucha esperanza en un mundo en donde vivir los valores cristianos es difícil.