La obra caritativa de la Casa Don de María

Celebró con el papa su 25 aniversario

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 726 hits

El papa Francisco visita esta tarde de manera privada, la casa Don de María, estructura de acogida de las Misioneras de la Caridad. Fundada el 28 de mayo de 1988 por el beato Juan Pablo II y la beata Teresa de Calcuta, allí se reciben a mujeres jóvenes con dificultad y hay un comedor para personas necesitadas.

Las jóvenes alojadas en la actualidad son unas 25 y tiene comedor abierto al exterior, para 60 hombres.

El comedor para los hombres abre todos los días a las 17,30 y los necesitados tienen que retirar un número una hora antes. Mayoritariamente son personas extranjeras sin alojamiento fijo. No tienen que presentar documentos de ningún tipo, ni pagar para obtener el beneficio. En algunos períodos está presente algún gendarme del Vaticano, aunque normalmente son todos muy tranquilos.

La refección inicia con una pequeña oración y concluye con un canto religioso. La comida es simple, normalmente un plato de pasta y un segundo plato, como albóndigas o pescado acompañado por ensalada o papas. Suele haber fruta o un dulce o yogurt de postre. Entre los cubiertos, visto la libertad de entrada, no hay cuchillos.

El comedor es en la planta inferior, se llega bajando una escalera desde la calle. Adornado con diversos murales, entre ellos algunos de Madre Teresa y también de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

Juan Pablo II la visitó 9 veces durante su pontificado, y el día de la inauguración elogió “a Madre Teresa de Calcuta, que desde el inicio siguió con interés y dedicación toda la realización del proyecto. A sus hijas le fueron confiadas las funciones de guía y de asistencia”.

Benedicto XVI vio la implementación del centro cuando era prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe, y visitó la casa Don de María en enero de 2008. Y recordó: “Cuando nació esta casa, la beata Madre Teresa la quiso llamar 'Don de María', deseando que aquí se pueda sentir siempre el amor de la Santa Virgen. Para cualquiera que viene a llamar a la puerta, es un don de María sentirse acogido por los brazos amorosos y las religiosas y voluntarios”. Y les invitó que además de la ayuda material “puedan comunicar a cuantos cotidianamente encuentren, la misma pasión por Cristo y aquella luminosa 'sonrisa de Dios' que han animado la existencia de Madre Teresa”.

Misioneros de la Caridad son todas las congregaciones y familias religiosas fundadas por la beata Teresa de Calcuta. Las cuatro congregaciones son: Misioneras de la Caridad; Hermanos Misioneros de la Caridad (ramo activo y ramo contemplativo; Padres Misioneros de la Caridad. Además de dos movimientos: los Laicos Misioneros de la Caridad y el Movimiento Corpus Christi.

Están presentes en numerosos países de los cinco continentes y la sede general está en Calcuta. La congregación tiene más de 5 mil religiosos y poco más de 750 casas.