La ordenación de un obispo homosexual retrasa el diálogo anglicano-católico

Se crearán nuevos medios para reflexionar sobre las implicaciones de la decisión

| 381 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 2 diciembre 2003 (ZENIT.org).- Si bien católicos y anglicanos mantienen su compromiso de diálogo, la ordenación de un obispo abiertamente homosexual en el seno de la Comunión anglicana ha provocado aplazamientos en reuniones ecuménicas y en la redacción un documento conjunto.



Así lo anunció este martes un comunicado emitido por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, tras un encuentro celebrado el 25 de noviembre entre su presidente, el cardenal Walter Kasper, y el reverendo canónigo John L. Peterson, secretario general del Consejo Consultivo Anglicano.

El comunicado aclara que el encuentro afrontó el futuro del diálogo católico-anglicano, tras la ordenación, el pasado 3 de enero, como obispo coadjutor de New Hampshire, en el seno de la Iglesia Episcopal (rama anglicana en Estados Unidos), Gene Robinson, de 56 años, padre dos hijos, divorciado que convive con su compañero desde hace 13 años.

Tras la reunión, anunció la Santa Sede en el documento, «se ha decidido aplazar la próxima sesión plenaria de la Comisión Internacional Católico-Anglicana para la Unidad y la Misión y la tarea de preparar la publicación de un documento común sobre la fe».

El texto aclara, sin embargo, que «la Comunión anglicana y la Iglesia católica mantienen su compromiso de continuar con el diálogo y están de acuerdo a la hora de proceder con el trabajo desempeñado por los subcomités de la Comisión».

El texto revela que el cardenal Kasper ha acogido la petición del arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, «para encontrar los medios adecuados para reflexionar juntos sobre las cuestiones eclesiológicas derivadas de los recientes desarrollos en el ámbito de la Comunión Anglicana, a la luz de los relativos documentos de acuerdo ya elaborados por la Comisión Mixta Internacional Católico-Anglicana».

Con este objetivo, aclara el Consejo vaticano, «se constituirá una subcomisión "ad hoc" de la Comisión Internacional Católico-Anglicana para la Unidad y la Misión.

La Comisión Mixta Internacional Católico-Anglicana, que inició su tarea en 1970, constituye el principal instrumento de diálogo entre la Comunión anglicana y la Iglesia católica; la Comisión Internacional Católico-Anglicana para la Unidad y la Misión, creada en 2001, es una estructura a nivel episcopal que busca promover iniciativas prácticas capaces de expresar el nivel de fe compartida por anglicanos y católicos.