La paradoja de hoy, según el Papa: La atracción de la Biblia y el rechazo de su moral

| 422 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 29 abril 2003 (ZENIT.org).- El hombre contemporáneo vive una paradoja, según Juan Pablo II, se siente atraído por el mensaje de la Biblia, pero rechaza los valores del Evangelio presentados por la Iglesia.



El Santo Padre hizo esta constatación este martes al reunirse con los miembros de la Comisión Pontificia Bíblica, que conmemora sus cien años de vida con su sesión anual, celebrada en el Vaticano del lunes a viernes, bajo la presidencia del cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (Cf. Zenit, 28 de abril de 2003).

El tema del encuentro, que se convirtió en el argumento principal del discurso pronunciado por el Papa, es precisamente el de «Biblia y Moral».

«Está a la vista de todos una situación paradójica --comenzó constatando el Papa--: el ser humano de nuestra época, desilusionado por tantas respuestas insatisfactorias a las preguntas fundamentales de la existencia, parece abrirse a la voz que procede de la Trascendencia y que se expresa en el mensaje bíblico».

«Al mismo tiempo --añadió-- cada vez soporta menos la exigencia de comportarse en armonía con los valores que la Iglesia presenta desde siempre como fundados en el Evangelio».

«Asistimos así a intentos de todo tipo para desligar la revelación bíblica de las propuestas de vida más arduas», explicó.

Juan Pablo II consideró en conclusión que «la escucha atenta de la Palabra de Dios ofrece respuestas ante esta situación, que encuentran su plena expresión en las enseñanzas de Cristo».