La película "un Dios prohibido" llega a Roma

El largometraje narra el martirio de los 51 mártires claretianos en Barbastro en la Guerra Civil española

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1312 hits

La película española "Un Dios prohibido" fue preestrenada ayer en Roma ante las presencia de casi 300 personas. Al evento acudieron los cardenales Saraiba, Cañizares y Santos Abril, monseñor Celso Morga, secretario de la congregación por el Clero, monseñor Jorge Mario Raigosa y el ministro consejero de la Embajada Española en la Santa Sede, además de superiores de distintas congregaciones. Varios miembros de la familia claretiana, el superior general, Josep María Abella también se encontraban entre los asistentes.

Antes de comenzar la proyección, el director, Pablo Moreno y el actor Jacobo Muñoz presentaron esta historia de amor y perdón. Es una producción de Contra Corriente producciones, una empresa joven de Ciudad Rodrigo (Salamanca) que nace con vocación social elaborando productos ricos en valores humanos.

ZENIT habló con el director y contó que el proyecto surgió en el 2011 cuando Juan Carlos Sánchez y él fueron invitados a Barbastro para dar una ponencia sobre evangelización y nuevas tecnologías, departamento del que forman parte en su diócesis. En una de las visitas, acudieron al museo de los mártires de Barbastro y pensaron "aquí hay una película".

Sobre la documentación de la película explicó que el guionista, Juanjo Díaz Polo, tomó muchas fuentes distintas y se basaron sobre todo en un libro que se llama "Esta es nuestra sangre" de Villegas, que es la gran referencia, ya que narra con bastante detalle lo que fueron aquellos hechos.

Por ser un tema controvertido, reconoce que son conscientes de las reacciones que puede haber. Pero el director matiza que han enfocado la película desde la perspectiva del perdón, no importa tanto quien mata, quien dispara, sino por qué muere. Por eso les interesaba apartar los fines políticos para escribir una verdadera historia de amor, de esos 51 jóvenes con su vocación y que dan su vida por Cristo.

Pablo Moreno, afirma que ha sido un gran reto, una apuesta y que además hay "algo de espiritual en esto".  Así mismo, hacer el primer test de la película en el "corazón de la cristiandad" les servirá para conocer la primera reacción del público.

En la mañana de hoy, un equipo de la película asistirá a la audiencia general del papa Francisco. Está previsto que el director, Pablo Moreno, le haga entrega de la primera copia de esta película al santo padre.

Además, ayer mismo se ha confirmado la proyección de "Un Dios prohibido" en Río de Janeiro, durante la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud. Esta actividad se incluirá dentro del programa de la JMJ 2013 y tendrá lugar el próximo 25 de Julio.

La historia que narra la película se remonta a agosto de 1936, en el inicio de la Guerra Civil española. Protagonistas de la historia los miembros de la comunidad claretiana de Barbastro (Huesca) que fueron retenidos y finalmente, 51 de ellos fusilados a causa de su fe.

Durante su detención realizaron diversos escritos donde narraban como vivieron su cautiverio y este testimonio escrito ha sido básico para la documentación de esta producción cinematográfica.

La casa de la comunidad claretiana fue asaltada el 20 de Julio de 1936 por milicianos revolucionarios. Los tres padres superiores, el prefecto y el ecónomo fueron arrestados. El resto de claretianos fueron trasladados al colegio de los padres escolapios, donde fueron encerrados en el salón de actos.

Los carceleros buscaban la apostasía de los jóvenes aspirantes a sacerdotes, que renunciara a su fe y se unieran a su bando para luchar, pero lo intentos fueron en vano. En esos días, también el obispo Florentino Asensio, fue torturado y asesinado. Los seminaristas claretianos argentinos que fueron liberados por ser extranjeros, fueron los encargados de llevar a Roma la historia del martirio de Barbastro. Los Mártires de Barbastro fueron beatificados por el papa Juan Pablo II el 25 de Octubre de 1992.