La plaza de San Pedro acoge la vigilia de la paz

Cuatro horas con el papa para pedir por el fin de los conflictos armados. Vea el programa

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 2354 hits

Una vigilia de cuatro horas presidida por el papa Francisco y a la que se unirán millones de personas desde todoel mundo, de otras religiones e incluso no creyentes, con un mismo objetivo: pedir por la paz. La plaza de San Pedro mañana será el escenario de este histórico momento.

Desde las 15.45 de la tarde estarán disponibles 50 confesionarios dentro del brazo de Constantino y bajo las columnatas de la plaza. Ha sido el mismo santo padre el que ha querido que se colocaran, considerando que la verdadera paz nace del corazón del hombre reconciliado con Dios y con los hermanos. A las 18.30 se hará la lectura del llamamiento que el santo padre realizó en el Ángelus el domingo pasado, para introducir a los presentes en el significado de la vigilia.

Serán a las 19.00 cuado se comience con el saludo litúrgico del papa. A continuación el canto del "Veni Creator", "para que el Espíritu del Señor Resucitado anime y guía nuestra oración".

La vigilia estará dividida en dos momentos, primero un momento mariano y después un momento eucarístico. En la primera parte, se comenzará con la Entronización de la imagen de la Virgen, "Salus Populi Romani" patrona de Roma, que saldrá desde el obelisco. Cuatro guardas suizos serán los encargados de cargar el icono mariano y dos chicas acompañarán la procesión con una ofrenda floral a la Virgen.

A continuación se comenzará con el rezo del santo rosario. Al inicio de cada misterio, después de la lectura bíblica, se ha añadido un texto de una poesía de santa Teresita del Niño Jesús. Además al final de cada misterio se ha añadido también la invocación "Reina de la paz, ruega por nosotros". Para concluir esta primera parte, el santo padre hará un meditación.

Tras un breve silencio después de las palabras de Francisco, se prepara el altar para la exposición del Santísimo y comenzar así el momento eucarístico de la vigilia. Cada uno de los cinco tiempos de la adoración guiada prevé: lectura bíblica sobre el tema de la paz, oración de un pontífice sobre el tema de la paz, invocación de forma responsorial para pedir la paz, canto, ofrenda del incienso y silencio para la adoración personal. Y al finalizar cada uno de los cinco tiempos de la adoración, cinco parejas (que representarán Siria, Egipto, Tierra Santa, USA y Rusia) harán la ofrenda del incienso.

Una vez finalizada la adoración guiada, después de un breve silencio, comienza el oficio de las Lecturas en la forma más larga prevista para una celebración de este tipo. El pasaje del evangelio elegido es Juan 20, 19-29. Al finalizar las lecturas, aproximadamente a las 22.15, una monición introduce un tiempo de silencio que durará hasta las 22.40.

Para finalizar la vigilia, el santo padre impartirá la bendición eucarística. El tono de la ceremonia será penitencial.