La policía italiana encuentra el relicario robado de Juan Pablo II pero no la reliquia

Han sido detenidos dos jovenes con problemas de dependencia. Aún se desconoce dónde está el trozo de tela con sangre del Papa polaco

Roma, (Zenit.org) Redacción | 896 hits

El porta reliquia con la sangre del Papa Wojtyla, robada el sábado pasado en la Iglesia de San Pietro della Ienca (El Aquila), a los pies del Gran Sasso, ha sido encontrada por el equipo móvil de El Aquila en la sede del Sert (Servicio de toxicodependencia), en la localidad de Collemaggio, según ha publicado el diario italiano La Reppublica. La policía ha detenido a dos personas con problemas de toxicodependencia y están buscando a una tercera.

Los investigadores siguen buscando la reliquia como tal, es decir el trozo de tela que contiene la sangre del Pontífice polaco, que estaba en la pequeña urna de hierro que fue robada el pasado sábado por la noche.

Los detenidos son dos jóvenes de 23 y 24 años que han confesado el robo. Ellos mismos han sido los que han indicado donde se encontraba el relicario, en el antiguo hospital psiquiátrico de Santa María de Collemaggio. La ampolla, con un minúsculo trozo de tela que contiene la sangre, todavía no se ha recuperado. Lo que sí se ha encontrado, enterrado cerca de la Sert, es el crucifijo que robaron junto con la reliquia.

Los investigadores están seguros de que acabaran encontrando el precioso recuerdo del beato polaco, según informa la noticia del diario italiano.

Los dos jóvenes fueron detenidos por un robo hace unos días en la terminal de autobuses de Collemaggio. En esa ocasión, agredieron al vendedor de billetes. Durante el interrogatorio fue cuando confesaron el robo de la reliquia.