La prioridad es la asistencia y el cuidado de las víctimas

El nuevo promotor de Justicia de la Congregación para la Doctrina de la fe en la presentación el libro: ''Abuso sexual contra menores en la Iglesia. Hacia la curación y la renovación''

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1275 hits

El libro presentado ayer en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Italia, recoge los Actos del Simposio internacional para Obispos y Superiores Religiosos en materia de abusos sexuales, celebrado el año pasado en este centro académico.

En la presentación intervinieron Hans Zollner, presidente del Comité Directivo del Centro para la Protección de los Menores; Hubert Liebhardt, director del Centro para la Protección de los Menores; y Robert W. Oliver, nuevo promotor de Justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El padre Hans destacó que esto es sólo "un camino que comienza". El Simposio se organizó en estrecha colaboración con las Congregaciones interesadas de la Santa Sede --la Congregación para la Doctrina de la Fe, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, la Congregación de los Obispos- para ofrecer un servicio a la Iglesia universal, y en particular para las Conferencias Episcopales y los grandes Órdenes religiosas.

La presentación de los Actos supone "un paso importante en la toma de conciencia" y "un punto de referencia para quién trabaja en este ámbito". Además el Simposio ha supuesto un paso decisivo "en la dirección para hacer justicia con las víctimas de abusos y de encontrar modos y caminos para prevenir los abusos".

Se explicó también la situación actual del Centro para la Protección de los Menores. Este centro desarrolla en un periodo de tres años, un programa de e-learning, es decir, una plataforma de aprendizaje basada en internet con el fin de dar un instrumento moderno y de fácil uso. Los contenidos son sobre psicología, pedagogía, teología y derecho canónico para favorecer una mayor toma de conciencia en lo relacionado con los abusos en la Iglesia y en la sociedad, la ayuda adecuada a las víctimas, el conocimiento de las medidas canónicas previstas y la creación de un clima de escucha y de sensibilidad. Hubert Liebhard habló de tres fases claves en este trabajo: prevención, intervención y rehabilitación.

Para finalizar la presentación, Robert Oliver, que hasta ahora había sido asistente para las cuestiones canónicas de la archidiócesis de Boston, explicó que en 2011 se envió una carta a todas las Conferencias Episcopales del mundo con los criterios para redactar las "líneas guías". Destacó cinco áreas de trabajo: asistencia a las víctimas, protección de menores, formación de futuros sacerdotes y religiosos, apoyo a los sacerdotes y colaboración con las autoridades.

El nuevo promotor de justicia ha subrayado la importancia de "escuchar y apoyar a las víctimas y a sus familias", recordando que el papa Benedicto XVI ha mantenido encuentro con las víctimas, y ha afirmado que "debemos reconocer los errores con coraje y determinación".