La propuesta de Benedicto XVI para la cultura: "Reza, trabaja... y lee"

El portavoz vaticano pide no descuidar la importancia del estudio en tiempos de Internet

| 2243 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 31 de mayo de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha presentado en un lema la clave para volver a humanizar la sociedad y la cultura: "Ora et labora et lege": "Reza, trabaja y lee", constata el portavoz de la Santa Sede.

El padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, pide no descuidar la "perenne actualidad" del mensaje de san Benito de Nursia, que propuso el Santo Padre al visitar el 24 de mayo la abadía de Montecassino, fundada por el patriarca del monaquismo occidental.

En su editorial del último numero de "Octava Dies", semanal del Centro Televisivo Vaticano, el padre Lombardi profundiza en los elementos del eslogan: ante todo la oración, que hace presente "el primado de Dios y de Jesucristo en la vida persona y comunitaria. Después el trabajo: el cansancio cotidiano que hay que humanizar y espiritualizar, descubriendo y respetando el valor y el orden de la creación. Por último, la lectura, es decir, la cultura y la educación".

"A decir verdad, todos nos acordábamos desde siempre del 'ora et labora", pero noto todos teníamos presente el tercer elemento: 'et lege', es decir, 'lee, estudia'. No es casualidad que sea precisamente el Papa Benedicto quien nos lo ha señalado, un Papa en el que la síntesis entre oración, servicio y cultura se presenta no sólo como mensaje, sino antes aún como testimonio personal", afirma el portavoz.

El padre Lombardi cita el "gran discurso" al mundo de la cultura de París, cuando el Papa mostró cómo la "búsqueda de Dios fue la fuerza originaria del crecimiento de la cultura europea en sus diferentes dimensiones".

"En Montecassino ha retomado el discurso y, hablando del archivo y de la biblioteca de la abadía de san Benito, dijo que 'recogen innumerables testimonios del compromiso de hombres y mujeres que han meditado y tratado de mejorar la vida espiritual y material del hombre'. También por este motivo, tras 1.500 años y cuatro destrucciones de Montecassino sigue teniendo algo muy importante que decirnos".

"Lee, estudia", concluye el portavoz. "No basta navegar y hacer clic o zapping, o copiar y pegar sin cesar. Pues de ese modo no quedará nada ni para ti ni para los demás".