"La reconciliación es el único camino posible" para la paz en Siria

Declaraciones del patriarca melkita de Damasco presente en el Sínodo de los Obispos

| 1618 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 9 octubre 2012 (ZENIT.org).- El patriarca melkita de Damasco, Siria, Gregorio III Laham, presente en el Sínodo sobre la nueva evangelización para la transmisión de la fe, expresó el deseo de que "el Año de la Fe sea para Siria el año de la reconciliación". "Esta es la esperanza de los cristianos y de todo el pueblo sirio”, añadió.

Lo ha hecho público hoy la agencia vaticana Fides, que ha recogido declaraciones del patriarca melkita de Damasco, mientras el país vive una guerra civil que amenaza desbordar las fronteras con las recientes provocaciones del régimen sirio a Turquía y las respuestas de este país, miembro de la OTAN.

“Nosotros los cristianos en Oriente Medio --explicó Gregorio III, pastor de la comunidad greco-católica que en Siria tiene más de 150.000 fieles- nos sentimos parte integrante del mundo árabe y en este tiempo de dificultad, de angustia, de miedos, tenemos una mayor necesidad de fortalecer nuestra fe, para ser portadores del Evangelio".

"La presentación de los valores de la fe, realizada en la exhortación apostólica Ecclesia in Medio Oriente es muy importante, depende de nosotros el hacer nuestro este patrimonio –formado por la libertad religiosa, la convivencia, la ciudadanía, los derechos, la solidaridad, el amor– para hacer un programa ad extra. Los cristianos siempre han jugado un papel clave en Oriente Medio en la cultura, el arte, la educación y el trabajo social, y tienen la intención de seguir siendo fermento en la sociedad”, añadió el padre sinodal venido de Siria, donde la paz tarda cada vez más en llegar.

Para el patriarca la propuesta de reconciliación en Siria es una expresión directa de la fe: “La reconciliación --advirtió- es el único camino posible: en caso contrario Siria se dirige al encuentro de la muerte. En el conflicto que continúa en Siria, se impone el caos y no hay respuestas adecuadas. Nadie las tiene, ni el gobierno ni la oposición, ni la comunidad internacional. Estamos sumidos en la oscuridad y, en esta situación, la fe es la respuesta y la reconciliación es nuestra propuesta”.

En tal estado de estancamiento político, el patriarca Laham apoya la propuesta de una “nueva iniciativa diplomática para implementar los llamamientos del papa”, lanzada mar Gregorios Yohanna Ibrahim, metropolita sirio-ortodoxo de Aleppo.

“Sea bienvenida cualquier iniciativa que promueva la reconciliación: la palabra reconciliación --señaló Gregorio III- ha sido una constante, siempre ha estado presente en cualquier intervención, por pequeña que fuese, del santo padre en su último viaje a Líbano. La reconciliación es la salvación de Siria y el futuro de los cristianos que, como dice san Pablo, se hacen 'todo para todos'. La Iglesia no está a favor o en contra del régimen, pero es una comunidad que quiere dar un testimonio de amor y quiere salvar a Siria”.

Por último, el patriarca melkita por iniciativa propia concluyó: “He pedido al presidente del Líbano, Michel Suleiman, que envíe los discursos del santo padre, durante el reciente viaje al Líbano, a los líderes del mundo árabe como mensaje de paz y convivencia que desde el Líbano se irradia en todo el Oriente Medio. Esta es la respuesta a las revoluciones árabes. Y el presidente ha acogido positivamente mi propuesta”.