La Renovación Carismática --junto a los movimientos-- tiene una cita con el Papa en Pentecostés

Las comunidades católicas surgidas de esta corriente celebrarán sus 40 años

| 1154 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 7 mayo 2006 (ZENIT.org).- Unos diez mil miembros de las comunidades de la Renovación Carismática Católica (RCC), provenientes de setenta países, se están preparando a vivir en Roma la espiritualidad de Pentecostés, con renovado empeño de oración, santidad, comunión y anuncio.



Benedicto XVI ha invitado a la Renovación en el Espíritu, italiana (RNS), una de las expresiones del RCC y a todos los movimientos eclesiales, a celebrar la vigilia de Pentecostés con él en la plaza de San Pedro.

La fiesta empezará a las 16,00 horas del 3 de junio próximo, con la animación de los principales movimientos para culminar con la llegada del Papa a las 18,00 horas. Con él, se recitarán las Vísperas para concluir en torno a las 20,00 horas.

La Renovación Carismática Católica (RCC) nació en 1967, cuando algunos alumnos de la Universidad de Duquesne en Pittsburgh, Pensilvania, Estados Unidos, participaron en un retiro en el tuvieron experiencia de la efusión de los dones del Espíritu Santo, lo que luego llamaron «bautismo en el Espíritu» recordando los primeros tiempos del cristianismo en los que los apóstoles invocaban su venida, junto a la manifestación de algunos carismas.

La RCC cuenta con un Consejo Internacional, los Servicios Internacionales de la Renovación Carismática Católica (International Catholic Charismatic Renewal Services, ICCRS), un organismo de derecho pontificio reconocido como tal en 1993, con sede en el Palacio de la Cancillería Vaticana, en Roma.

Ante la semana de Pentecostés, Zenit ha hablado con Oreste Pesare, director desde 1996 de la Oficina del ICCRS en el Vaticano. Pesare nos informa sobre la celebración de los cuarenta años de la RCC mundial.

Según Pesare, en el encuentro con el Papa del 3 de junio, el ICCRS «además de colaborar activamente con el Consejo Pontificio para los Laicos, para la realización de la Vigilia con el Papa, organiza una serie de eventos espirituales que ciertamente harán todavía más rica y fecunda esta inminente fiesta de Pentecostés».

«El domingo de Pentecostés, tras participar por la mañana en la eucaristía presidida por el Papa en la Plaza de San Pedro, los hermanos de la Renovación Carismática se trasladarán al Palaghiaccio (pabellón deportivo) de Marino (localidad cercana a Roma) para celebrar juntos al Espíritu Santo de manera muy especial. Esperamos a unos diez mil participantes», añadió Pesare.

«El encuentro tendrá como título "Mi alma glorifica al Señor" y se propone dar gloria a Dios por la obra que cada día sigue realizando en cada uno de sus fieles por medio del Espíritu Santo», explicó el director del ICCRS.

«El Espíritu Santo, considerado hasta hace unos años como el "Dios desconocido", es el que sin descanso, con su gracia, cambia la vida de miles de personas que, con una alegría renovada, se encuentran en todos los ángulos del mundo, mediante la experiencia del "bautismo en el Espíritu", y emprenden una vida nueva vivida, justamente, en el Espíritu Santo», subrayó.

«Es a Él a quien queremos honrar y glorificar de modo público, respondiendo al llamamiento que tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI hicieron a la RCC y a toda la Iglesia: difundir la "cultura de Pentecostés" y la acción del Espíritu Santo en la vida de la Iglesia y de cada uno de los fieles», añadió.

«Esta celebración que verá momentos de oración, de escucha, de testimonio y de invocación al Espíritu, concluirá con una 'Fiesta de Alabanza', un concierto de música y danza que, como oración, será presentado por artistas de diversos países... y todo para dar gloria al Espíritu Santo y para darle gracias por todo lo que hace cada día en nuestra vida», explicó Pesare.

En la fiesta de Marino intervendrán el padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia, y el padre Tom Forrest, uno de los iniciadores de la experiencia «carismática» en la Iglesia católica, para hablar de la «gracia» y del «poder» del Espíritu Santo.

Del 5 al 9 de junio, en el Palatenda (pabellón deportivo) de Fiuggi, se celebrará una «conferencia abierta» con más de mil delegados de unos setenta países y con la que el ICCRS pretende iniciar la celebración de los cuarenta años de la RCC.

«En la conferencia, estarán presentes numerosos oradores, ya sean pioneros o líderes actuales, como por ejemplo: Allan Panozza, presidente del ICCRS y monseñor Joseph Grech de Australia, Kevin y Doroty Ranaghan, el padre Tom Forrest y sor Nancy Kellar, de Estados Unidos; el padre Diego Jaramillo y Moisés Azevedo de Latinoamérica; el padre Bart Pastor de Asia; Jean Pliya de Africa; Charles Whitehead, Matteo Calisi y Kim Kollins de Europa», añadió.

Del 9 al 11 de junio, también en Fiuggi, habrá un acto especial, un coloquio profético, con no más de trescientos líderes invitados, «durante el cual el ICCRS desea escuchar en oración al Señor, buscando su visión y sus proyectos para la RCC en el mundo, en el tercer milenio que tenemos por delante», informó Oreste Pesare. Quienes acudan al coloquio especial podrán también peregrinar a Asís.

«Justo en estos días se ha lanzado por Internet una campaña de oración y adoración eucarística a nivel internacional, como preparación espiritual a este tiempo fuerte», dijo Pesare.

«Esto ya se está viviendo en la diócesis de Roma desde el pasado septiembre. Una vez al mes, 24 horas consecutivas, hermanos de todas las realidades carismáticas de la diócesis, se acercan por turno a Jesús Eucaristía expuesto, cantando, orando, haciéndole fiesta y, sobre todo, invocando la gracia y la fuerza del Espíritu», añadió.

«Esta serie de eventos será, por una parte, un modo de trazar un balance del camino recorrido desde el lejano 1967 y de los frutos producidos por el Espíritu Santo en estos cuarenta años desde la clausura del Concilio Vaticano II, y, por otra, un modo de renovar frente al Santo Padre la intención de proseguir a lo largo de este camino de servicio», indica pesare.

«Profundizaremos en concreto en cinco desafíos que nuestro amado Juan Pablo II entregó a toda la Renovación Carismática Católica, mediante sus mensajes, con motivo de especiales eventos nacionales e internacionales de diversas realidades carismáticas: la santidad, la oración, la comunión, la formación y el anuncio», concluye el director de la Oficina del ICCRS.

[Más información: http://www.iccrs.org]