La RIIAL lanza 1.500 programas de evangelización por radio

Producidos por el claretiano padre Pedro García

| 1342 hits

EL SALVADOR, domingo, 23 diciembre 2007 (ZENIT.org).- La RIIAL ha puesto, en su web www.riial.org/evangelizacion, al servicio de las radios la serie de guiones «Estoy pensando en Dios», del padre Pedro García, misionero claretiano.

Esta serie consta de más de 1.500 programas breves, entre los cuales hay uno para cada domingo de los diversos tiempos litúrgicos, además de otros muchos para ir haciendo «un plan de evangelización por radio». Se ponen los guiones para que las emisoras puedan tomarlos y leerlos con los acentos propios de cada región. El trabajo de hacerlos accesibles vía web se realiza desde Guatemala.

Se irá completando poco a poco al ir avanzando el Ciclo litúrgico A que empezó en este Adviento. El creador es el padre García, que vive actualmente en la casa de los religiosos claretianos en El Salvador, y tiene una larga trayectoria de presencia en las radios de Centroamérica.

Hace años que este sacerdote se dedica a ofrecer material evangelizador para las emisoras. También tiene una producción muy reciente, llamada «Formándome en la Biblia», que ya está accesible en DVD y está siendo preparada también para Internet, tanto en formato texto como en archivos de audio.

Los programas de «Estoy pensando en Dios» se articulan como charlas que comprenden el Evangelio de los domingos, solemnidades, fiestas y días especiales.

El padre García ha comentado a Zenit que este programa de Evangelización está pensando sobre todo «para laicos, porque iba destinado a tantas emisoras católicas o comunitarias en América, que, aunque sean de la Iglesia, las llevan locutores seglares, los cuales, por cargados que estén de buena voluntad, se encuentran sin programas de los cuales echar mano».

Por este motivo el misionero ha hecho tantos programas, para que los laicos tengan material durante mucho tiempo: «Son temas religiosos que ellos, los laicos, pueden manejar muy bien haciéndoselos suyos, prescindiendo en absoluto de mi nombre, cosa que les pido siempre aunque muchos no me hacen caso», asume.

«Esto vale sobre todo para la charla dominical, que no es ninguna homilía de curas, sino un recuerdo y un comentario familiar sobre el Evangelio», precisa el padre García. «Tengo noticia de bastantes grupos que toman alguno de los mensajes para sus reuniones semanales, y me dicen que sacan mucho provecho», reconoce el sacerdote.

«Como puede verse por testimonios como estos que me llegan, resulta muy eficaz una evangelización por Internet o CD», concluye.

Por Miriam Díez i Bosch