La Santa Sede crea una cuenta en Twitter para seguir a Benedicto XVI

Al cierre de esta edición, ya eran doscientos mil los fans anotados

| 2312 hits

Por José Antonio Varela Vidal

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 3 diciembre 2012 (ZENIT.org).- Ante una sala de prensa vaticana colmada de periodistas --como se ve solo cuando hay grandes anuncios--, hoy fue presentada la nueva cuenta del papa en Twitter. Esta red social de breves mensajes pero con cientos de millones de usuarios, es la plataforma elegida por Benedicto XVI para hacer más conocido su mensaje al mundo contemporáneo. Al cierre de esta edición, ya eran doscientos mil los seguidores apuntados, aunque el primer tuit del papa no será emitido hasta el 12 de diciembre.

El anuncio fue hecho por el presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones, arzobispo Claudio Maria Celli y el asesor de la Secretaría de Estado en medios de comunicación, Greg Burke. Entre ambas dependencias se compartirá la responsabilidad de difundir las enseñanzas del santo padre –ya sean sus mensajes del día o las respuestas a preguntas de sus “seguidores”, como se les llama a quienes siguen una fuente específica en Twitter.

Y si alguien no tiene aún una cuenta, tendrá que apurarse porque el papa ya tiene la suya y empezará a “tuitear” en ocho idiomas...

¿Por qué el papa en Twitter?

Uno de los argumentos principales de la presencia del sumo pontífice en esta nueva plataforma la dio el arzobispo Celli, quien viene acompañando al papa en su magisterio sobre las comunicaciones modernas en los últimos años, así como en su progresiva inserción en las redes sociales con gran éxito.

En continuidad con el pensamiento de la Iglesia al respecto, el alto prelado recordó lo dicho por el siervo de Dios Pablo VI en la Evangelii Nuntiandi: “La Iglesia se sentiría culpable ante Dios si no empleara esos poderosos medios”. Desestimó por otra parte los comentarios en el sentido de que la Santa Sede estaría dando demasiado “énfasis” o “tributo” a la modernidad y a las nuevas tecnologías.

La cosa es clara, tal como lo dice la sala de prensa vaticana en su comunicado: “La presencia del papa en Twitter es una expresión concreta de su convicción de que la Iglesia debe estar presente en el mundo digital”. Y para explicar esto se mencionan los mensajes por la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de los últimos cuatro años, en los cuales el papa desarrolló conceptos como el de “continente digital”, un espacio real al que invitó a los jóvenes y a los presbíteros a entrar y evangelizar.

En el mensaje de este año, Benedicto XVI fue más allá cuando invitó “a considerar con interés las diversas formas y sitios (webs, blogs ndr), aplicaciones y redes sociales que puedan ayudar al hombre de hoy a vivir momentos de reflexión y de auténticas preguntas, como también a encontrar espacios de silencio, ocasiones de oración, meditación o para compartir la Palabra de Dios”.

Escenario de las intervenciones

El presidente Celli hizo ver que hoy la micro-red Twitter refleja cifras que no pueden desestimarse, sino que más bien son una riqueza para la acción de la Iglesia. Explicó que serían casi 500 millones de personas las que tienen una cuenta abierta de Twitter en el mundo; y de estas, cerca de 140 millones estarían interactuando activamente, es decir, que “tuitean” durante el día ya sea por los mensajes que envían, que reciben o “re-tuitean”, que no es otra cosa que el envío a la vez de aquello que “vale la pena” compartir a tus seguidores o redes.

Esta potencialidad crece cuando se constata que dentro de ese grupo activo en Twitter, más del 40% son jóvenes entre los 18 y 34 años. “Es evidente que hay que entrar en coloquio con el hombre y la mujer de hoy, allí donde está”, aseguró Celli.

También advirtió que no se quiere reducir el pensamiento del papa a 140 caracteres --como es la extensión máxima que permite Twitter en sus mensajes--, sino “darle espesor humano y profundo valor a los momentos que tenemos para la comunicación hoy, a través de estas auténticas ‘chispas de verdad..., píldoras de sabiduría’ de Benedicto XVI”.

Navegar “red” adentro

En estos nuevos medios digitales, se lee en la nota de prensa, el papa será como la “punta del iceberg” de todo un trabajo ramificado que viene haciendo la Iglesia desde hace muchos años; y a la vez servirá para alentar a quienes realizan durante años su apostolado –sea explícito o implícito--, en estos areópagos modernos.

Es un hecho que la aparición del santo padre en esta micro-red presentará su voz como guía de la Iglesia. Y la unidad entre sus miembros será evidente cuando todos compartan a la vez estas enseñanzas con sus propios “seguidores” y “amigos”, extendiendo así una red capilar cuyas consecuencias positivas no se puede ni siquiera prever ahora...

Para los técnicos del ciberespacio, será como darle un efecto “viral” al mensaje pontificio entre millones y millones de usuarios, que de otro modo no alcanzan a conocer qué enseña Benedicto XVI sobre tal o cual asunto.

Se habló también de que los seguidores del papa podrán hacerle llegar preguntas, pero la modalidad de respuesta no es aún clara. Y esto porque se sabe que la plataforma enviará un solo mensaje a todos –en este caso no sería personalizado ni segmentado--, con el riesgo de que algunos se desanimen y dejen de “seguirlo”, al recibir respuestas que ya conocen, o en las que no están interesados ni han solicitado.

Ante la multitud de lenguas en que hablan los pueblos, la Iglesia, “experta en humanidad” –y también “experta en comunicación”, como aseguraron los asesores hoy--, ha previsto difundir las mismas ideas del papa en Twitter a través de ocho idiomas, es decir, español, inglés, italiano, árabe, polaco, francés, alemán y portugués. Los planes son seguir aumentando las versiones y se habló también del chino, aunque hay que adecuarse a plataformas y caminos de penetración que son diversos.

Cuenta regresiva

Los interesados en recibir los “tuits” del Catequista universal podrán anotarse desde ya, y así unirse a los casi 200.000 “seguidores” que aparecen en el sitio oficial al cierre de nuestra edición. Pero todos tendrán que esperar al primer envío hecho por el mismo papa, recién al mediodía del 12 de diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe.

Si bien los organizadores de la iniciativa han anunciado que el primer “tuit” saldrá terminada la Audiencia general del miércoles, esto sería aceptable solo en la fecha de lanzamiento... Porque las redes sociales tienen las características de instantaneidad e inmediatez, lo que convierte en “viral” una noticia. Y el papa lo es.

Para seguir a Benedicto XVI por Twitter: @pontifex_es

Se pueden enviar preguntas en español a: #askpontifex

Sitio oficial: http://twitter.com/Pontifex