La Santa Sede entrega a la FSSPX un documento base para la reconciliación

El cardenal Levada y monseñor Fellay se reunieron hoy en el Vaticano

| 2282 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 14 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- Representantes de la Santa Sede consignaron este miércoles a representantes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X el texto de un Preámbulo Doctrinal cuya aceptación el Vaticano considera “base fundamental para conseguir la plena reconciliación con la Sede Apostólica”.

Lo señala un comunicado publicado por la Oficina de Información de la Santa Sede tras la reunión, mantenida en la sede de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Asistieron a la reunión el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei, el cardenal William Levada; el secretario de la misma congregación, monseñor Luis Ladaria, SI; y el secretario de la Comisión Ecclesia Dei, monseñor Guido Pozzo.

Por otra parte, acudieron el superior general de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX), monseñor Bernard Fellay, y el primer y segundo asistente general de la misma, Niklaus Pfluger y Alain-Marc Nély, respectivamente.

La reunión de hoy se celebró tras otras ocho reuniones de una comisión mixta de estudio compuesta por expertos de la FSSPX y de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que lograron aclarar las posiciones y motivaciones respectivas.

La Congregación vaticana afirma tener en cuenta “las preocupaciones y las inquietudes planteadas por la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en orden a la custodia de la integridad de la fe católica frente a la hermenéutica de la rotura del Concilio Vaticano II respecto a la Tradición, que mencionó el Papa Benedicto XVI en el Discurso a la Curia Romana (22-XII-2005)”.

Al mismo tiempo, continúa el comunicado, “la Congregación para la Doctrina de la Fe considera como base fundamental, para conseguir la plena reconciliación con la Sede Apostólica, la aceptación del texto de Preámbulo Doctrinal que fue consignado durante el encuentro del 14 de septiembre de 2011”.

El comunicado de la Santa Sede explica que “tal Preámbulo enuncia algunos principios doctrinales y los criterios de interpretación de la doctrina católica, necesarios para garantizar la fidelidad al Magisterio de la Iglesia y el sentire cum Ecclesia”.

Al mismo tiempo, ese documento deja “a la legítima discusión, el estudio y la explicación teológica de las expresiones individuales o formulaciones presentes en los documentos del Concilio Vaticano II y del Magisterio sucesivo”.

En la reunión de hoy, añade el comunicado, “se propusieron algunos elementos de una solución canónica para la Fraternidad Sacerdotal San Pío X”, en el caso de que se produjese “la eventual y esperada reconciliación”.

El comunicado repasa el proceso seguido para lograr el retorno a la plena comunión de la Fraternidad San Pío X con la Iglesia católica.

“Después de la petición dirigida por el superior general de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, el 15 de diciembre de 2008, a Su Santidad el Papa Benedicto XVI, el Santo Padre había decidido levantar la excomunión a los cuatro obispos consagrados por el arzobispo Lefebvre y, al mismo tiempo abrir conversaciones doctrinales con la mencionada Fraternidad, con el fin de aclarar los problemas de orden doctrinal y alcanzar la superación de la fractura existente”, recuerda.

“De acuerdo con las disposiciones del Santo Padre, una comisión mixta de estudio, compuesta por expertos de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y por expertos de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se reunió unas ocho veces”, prosigue.

“Dichas reuniones, que tuvieron lugar en Roma entre el mes de octubre de 2009 y el mes de abril de 2011, y que tenían el objetivo de exponer y profundizar las dificultades doctrinales esenciales sobre los temas controvertidos, han alcanzado los objetivos de aclarar las respectivas posiciones y motivaciones relacionadas”.