La Santa Sede no ha quitado a los capuchinos el Santuario del Padre Pío

| 449 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 5 mayo 2003 (ZENIT.org).- No es verdad que la Santa Sede haya quitado la atención pastoral del santuario del santo Padre Pío, en San Giovanni Rotondo (sur de Italia), a los frailes capuchinos, ha afirmado este lunes el portavoz de la Santa Sede en respuesta a noticias publicadas por la prensa italiana.



En un comunicado, Joaquín Navarro-Valls ha precisado que «los padres capuchinos siguen ocupándose del Santuario. El arzobispo del lugar, sin embargo, tiene el derecho y el deber de vigilar sobre la actividad pastoral que allí se realiza, tal y como compete a todo obispo en su diócesis, siguiendo las normas generales del Derecho Canónico».

El malentendido ha sido causado tras el nombramiento, el 8 de marzo, del arzobispo Domenico Umberto D'Ambrosio, como arzobispo de Manfredonia-Vieste-San Giovanni Rotondo y delegado de la Santa Sede para las Obras de San Pío de Pietrelcina.

Navarro-Valls aclara que «el título de Delegado de la Santa Sede para las obras de San Pío es similar al concedido por los Sumos Pontífices a los delegados de otros santuarios».

En declaraciones a «Radio Vaticano», el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha añadido: «Comprendo el sentido de alarma, de curiosidad del primer momento, pero es necesario conocer bien los detalles para no dejarse llevar por expresiones que no tienen nada que ver con los hechos».

El padre Pío fue proclamado santo el 16 de junio del 2002 por Juan Pablo II.

El Santuario del santo Padre Pío se ha convertido en uno de los más visitados del mundo, con 8 millones de peregrinos al año, según datos publicados este lunes por la prensa italiana.