La Santa Sede no vota por los jueces del Tribunal Internacional

Considera que es una prerrogativa que no va de acuerdo con su misión

| 701 hits

NUEVA YORK, 15 mar 2001 (ZENIT.org).- El «embajador» del Papa ante las Naciones Unidas ha aclarado que la Santa Sede no ha querido participar en la votación de los jueces del Tribunal Internacional para el enjuiciamiento de las personas responsables de graves violaciones del derecho humanitario internacional cometidas en el territorio de la antigua Yugoslavia desde 1991.



La Asamblea General escogió ayer a catorce jueces, cada uno de un país diferente, para conformar el Tribunal Internacional. Trece hombres y una mujer cuya función ha sido cuestionada por Rusia, pues considera que el Tribunal es hostil a Serbia y que su labor debería ser confiada a los nuevos Estados balcánicos.

El Tribunal Internacional para la antigua Yugoslavia fue creado en 1991 para procesar a las personas responsables de las atrocidades, masacres, violaciones, expulsiones y bombardeos de civiles en Bosnia y en Croacia durante el conflicto armado.

El arzobispo Renato Martino, observador permanente de la Santa Sede ante la sede de la ONU en Nueva York, informó ayer que, si bien el Vaticano considera este Tribunal como «un instrumento de la comunidad internacional para manifestar su condena por las violaciones del derecho humanitario internacional», la elección de jueces con nombres y apellidos es una materia que no forma parte de la misión de la Sede Apostólica en esa sede.

Se trata de una decisión que el Vaticano toma siempre en este tipo de situaciones. El arzobispo Martino subrayó que, «teniendo en cuenta su naturaleza específica y sus objetivos y de acuerdo con una praxis reconocida en casos parecidos, la Santa Sede ha decidido, como en otras ocasiones, abstenerse de pronunciar su voto sobre los candidatos individuales al cargo de juez del Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia»