La Santa Sede pide una «conversión ecológica» para luchar contra la pobreza

Intervención del hombre del Papa ante la ONU

| 368 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 2 mayo 2003 (ZENIT.org).- El representante de Juan Pablo II ante la ONU ha pedido una «conversión ecológica» como condición para afrontar la lucha contra la pobreza desde una perspectiva más humana.



El arzobispo Celestino Migliore, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, presentó esta propuesta el pasado miércoles al intervenir ante la Comisión de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, reunión que sigue a la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible celebrada en 2002 en Johannesburg (Sudáfrica).

«Tenemos que reflexionar sobre la ecología humana», afirmó el prelado. «Necesitamos emprender una conversión ecológica; tenemos que cambiar nuestros modelos de producción y consumo; tenemos que examinar seriamente el problema de la pobreza con todos sus elementos».

En esta labor, monseñor Migliore afirmó que es necesario «recordar el primer principio de la Declaración de Río (1992) que afirma que "los seres humanos están en el centro del interés por el desarrollo sostenible"».

En síntesis, aclaró, «los individuos y los pueblos no son herramientas sino protagonistas de su futuro y actores de su propio desarrollo».

«Se pueden obtener muchos beneficios mediante una participación más amplia de las partes interesadas y mediante la implicación activa de todos los sujetos responsables de la implementación, promoviendo sinergias, interacción, innovación, y un aprendizaje conjunto entre los varios participantes, basándose en el principio de subsidiaridad aplicado al gobierno mundial», concluyó.