La Santa Sede presenta en el Festival de Venecia la película «Christus»

La versión restaurada del primer largometraje sobre Jesús

| 361 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 3 septiembre (ZENIT.org).- Por primera vez, en el programa oficial del festival de cine de Venecia, la Santa Sede presenta una película. Se trata de la versión restaurada de «Christus», un filme dirigido en 1916 por Giulio Antamoro, que se convirtió en el primer largometraje de la historia sobre Jesús.



Con esta iniciativa, la Filmoteca Vaticana, dirigida por monseñor Enrique Planas, pretende profundizar la relación que existe entre el cine y la religión.

La película será proyectada, según prevé el programa oficial del festival, el 5 de septiembre. Se recreará el ambiente en el que era proyectada a finales de la segunda década del siglo XX, con música en vivo. El filme será acompañado por dos pianos que ejecutarán la banda sonora compuesta con este motivo por uno de los compositores de música para cine religioso más premiados en los últimos tiempos, monseñor Marco Frisina.

«Christus» imprimió una auténtica revolución en el cine. Hasta entonces, era común llevar a la gran pantalla las representaciones sagradas de la época. Ahora bien, eran sumamente estáticas; en la práctica, se convertían en una serie de escenas edificantes, pero sin auténtica profundidad. «Christus», sin embargo, utiliza por primera vez el lenguaje propio del cine para narrar la vida de Cristo, con exteriores grabados en Egipto y Palestina.

La Santa Sede ha podido presentar la obra restaurada de esta película gracias a la ayuda que ha ofrecido Goffredo Lombardo, presidente de la compañía productora italiana Titanus Film. De esta manera, el productor ha querido también rendir homenaje a su madre, que en «Christus» interpreta el papel de María.

«La Iglesia, que reconoce la importancia del cine --explica monseñor Enrique Planas--, invita con esta iniciativa a quien trabaja en este sector a aprovechar las potencialidades comunicativas de la pantalla, pues toda película que afronta temas ligados al ámbito religioso y a la trascendencia produce mecanismos de reflexión en el espectador y se convierte en un estímulo para el complejo camino de búsqueda del hombre».