La Santa Sede presenta la belleza como camino de evangelización

Asamblea del Consejo Pontificio de la Cultura

| 603 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 21 marzo 2006 (ZENIT.org).- Del 27 al 29 de marzo, el Consejo Pontificio de la Cultura celebrará su asamblea plenaria dedicada en esta ocasión a «la belleza como camino de evangelización y diálogo».



El tema, según informa un comunicado de ese dicasterio vaticano, cuyo presidente es el cardenal Paul Poupard, surgió al concluirse la anterior asamblea plenaria de 2004.

«Junto a las tradicionales pruebas de la existencia de Dios, las cinco «vías», expuestas por santo Tomás de Aquino, «en los últimos tiempos se ha afirmado cada vez más la "belleza" como manera para llegar a Dios, suma belleza, y para transmitir a los hombres algo de la vida de Dios, tanto a través de la fascinación de la naturaleza como a través de la creación artística», afirma la nota enviada por el Consejo a Zenit.

«En una época en la que se desconfía de verdades fuertes y que pone en duda la existencia de un bien universal, la belleza puede parecer como un lugar de encuentro entre hombres de diferentes culturas, como una primera etapa que lleva al redescubrimiento de la verdad y de la bondad», añade la convocatoria.

Los miembros y consultores del Consejo Pontificio de la Cultura --cardenales, obispos, sacerdotes y laicos de los cinco continentes--, discutirán el argumento centrándose en tres cuestiones: «la belleza de la naturaleza, la belleza del arte, la belleza de la santidad cristiana».

A continuación se analizarán los grandes desafíos de la Iglesia a inicios de siglo: «las amenazas de un nuevo laicismo y de la indiferencia religiosa; el espejismo de la belleza en la sectas y nuevos movimientos religiosos; la contemplación de la creación y los nuevos debates en torno a la evolución y la salvaguarda de la naturaleza; la utilización del patrimonio artístico cristiano para una nueva evangelización; la belleza de la liturgia, y por último, la santidad».

Entre los ponentes, además del cardenal Poupard, y del padre Bernard Ardura, secretario del Consejo, intervenrán entre otros monseñor Bruno Forte, arzobiso de Chieti-Vasto (Italia), y el padre Marko Rupnik, S.I., artista y director del Centro «Ezio Aletti» de Roma.

Entre los arzobispos de importantes diócesis del mundo tomarán la palabra el cardenal Antonio María Ruoco Varela, arzobispo de Madrid; el cardenal Polycarp Pengo, arzobispo de Dar-es-Salaam (Tanzania), el cardenal Rodolfo Quezada Toruño, arzobispo de Guatemala; el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo de Guadalajara (México), y el cardenal Lubomyr Husar, arzobispo mayor de Kiev-Halic de los ucranianos.

Entre los exponentes de la Curia Romana que presentarán ponencias se encuentran el cardenal Francis Arinze, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y el arzobispo Franc Rodé, prefecto de la Congregación para los Institutos de vida Consagrada y las Sociedades de vida Apostólica, quien para ese momento ya será cardenal.