La Santa Sede propone una alianza a los budistas en defensa de la creación

Mensaje del Consejo para el Diálogo Interreligioso con motivo de la fiesta de Vesakh

| 964 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 29 abril 2008 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha propuesto a los creyentes budistas una alianza con los católicos en la defensa de la creación.

La propuesta forma parte del mensaje firmado por el cardenal Jean-Louis Tauran y por el arzobispo Pier Luigi Celata, presidente y secretario respectivamente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, a los budistas del mundo con motivo de la fiesta de Vesakh, la  más importante de su calendario.

El mensaje ha escogido el tema «Cristianos y budistas: cuidar del planeta», pues en 2008 la humanidad celebra, bajo propuesta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Año Internacional del Planeta.

«La familia necesita una casa a su medida, un ambiente donde vivir sus propias relaciones. Para la familia humana, esta casa es la tierra, el ambiente que Dios Creador nos ha dado para que lo habitemos con creatividad y responsabilidad», afirma el texto citando a Benedicto XVI.

«Hemos de cuidar el medio ambiente: éste ha sido confiado al hombre para que lo cuide y lo cultive con libertad responsable, teniendo siempre como criterio orientador el bien de todos», añade.

En el contexto del actual debate público sobre el ambiente, el texto constata que «los líderes religiosos ofrecen al debate público su aportación, que no es solamente una reacción a las amenazas más recientes y acuciantes ligadas al calentamiento global».

«El cristianismo y el budismo han promovido siempre un gran respeto por la naturaleza y enseñado que debemos ser administradores gratos de la tierra»¸ sigue afirmando el Consejo vaticano.

«Sólo mediante una profunda reflexión sobre la relación entre el Creador divino, la creación y las criaturas, los esfuerzos para responder a las preocupaciones ambientales no se verán comprometidos por la avidez individual u obstaculizados por los intereses de grupos particulares», asegura.

La conclusión del mensaje queda recogida en una pregunta que plantea una alianza: «Como cristianos y budistas, ¿no podemos hacer más a nivel práctico para colaborar en proyectos que confirman la responsabilidad que recae sobre cada uno de nosotros?».

«El reciclaje, el ahorro energético, la prevención de la destrucción indiscriminada de plantas y animales y la protección del agua, hablan de una administración más atenta y también de impulsar la buena voluntad y de promover relaciones cordiales entre los pueblos. De esta forma cristianos y budistas pueden ser portadores de esperanza para un mundo limpio, seguro y armonioso», concluye.

La fiesta de Vesakh, la más importante para los budistas, se celebrará entre el 12 y el 18 de mayo, durante la luna llena, porque según la tradición el Buda histórico nació, obtuvo la iluminación y desapareció alcanzando el Nirvana en ese período.