La Santa Sede se estrena en la 55 edición de la Bienal de arte de Venecia

El libro de la Génesis es el tema central de exposición

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 729 hits

La Santa Sede participa este año por primera vez en la Bienal de Venecia (del 1 de junio al 24 de noviembre) con un pabellón inspirado en la Génesis. En el Principio es el título elegido por el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, que en la línea de los trabajos de este dicasterio de incentivar el diálogo con la cultura contemporánea, ha ideado y promovido esta novedad.

Así lo han anunciado en una rueda de prensa esta mañana en la Sala de Prensa del Vaticano. Para presentarlo han estado el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura; Antonio Paolucci, director de los Museos Vaticanos; Paolo Baratta, presidente de la Bienal de Venecia; Micol Forti y monseñor Pasquale Iacobone, ambos del Consejo Pontificio de la Cultura.

El cardenal Ravasi ha manifestado que este proyecto representa "no sólo una extraordinaria novedad sino que responde a uno de los objetivos del dicasterio: instaurar e incentivar las ocasiones de diálogo con un contexto cada vez más amplio y diversificado". También ha señalado que es un "presentarse sobre la tribuna universal". El tema elegido para esta exposición ha sido el primer libro de la Biblia: el Génesis; en particular se han elegido los once primeros capítulos, dedicados al misterio de los orígenes, a la entrada del mal en la historia, a la esperanza y a los proyectos de los hombres después de la devastación simbólicamente representada en el diluvio. El trabajo se ha desarrollado, ha explicado el cardenal, sobre tres núcleos temáticos: la Creación, la De-creación, la Nueva Humanidad o Re-creación. Sobre la relación tan importante que existe entre la fe y el arte, el cardenal ha afirmado que son "hermanas entre ellas en el camino de la cultura".

A continuación, el presidente de la Bienal de Venecia ha señalado la importancia de la presencia de la Santa Sede como novedad este año marcando esta elección como una muestra "del importante rol que la Bienal desarrolla como lugar de encuentro y de diálogo", así mismo, "la Bienal es un lugar por su esencia de participación". Ha afirmado también que en esta exposición artística "cada uno aporta su propia contribución, cada uno es movido esencialmente por el deseo de ser reconocido como parte del gran diálogo que se desarrolla en el tiempo presente entorno a la creación artística, imprescindible expresión vital, hoy como ayer, de la cultura y de la civilización".

Dos artistas y un estudio de arte han sido los elegidos para exponer sus obras en este pabellón. Lawrence Carroll, australiano, ha realizado la  Recreación, formada por cuatro pinturas. En segundo lugar, Josef Koudelka, artista checo ha realizado De-Creación a través de 18 fotografías y por último el Studio Azurro, formado por tres artistas italianos: Fabio Cirifino, Paolo Rosa y Leonardo Sangiorgi, que se han encargado de la Creación.

Como ha explicado la señora Forti, primero se eligió el tema como línea guía de la exposición. A partir de ahí se pensó y elaboró una lista de artistas contemporáneos que pudieran asumir esta labor para la creación de las obras de arte que ilustrarían este proyecto. Del mismo modo, ha afirmado que uno de puntos de referencia que tomaron fue el darse cuenta de la variedad que existe en "la multiplicidad de los códigos y las formas de expresiones artísticas".

La 55ª Exposición Internacional de Arte organizada por la Bienal de Venecia abrirá al público el sábado 1 de junio y se podrá visitar hasta el domingo 24 de noviembre. La muestra contará con la presencia de 88 participantes nacionales. Son 10 los países presentes por primera vez: Angola, Bahamas, Reino de Bahrein, Costa de Marfil, República del Kosovo, Kuwait, Maldivas, Paraguay, Tuvalu y Santa Sede.

 Aunque la participación en esta muestra de Venecia sea una novedad, el Vaticano siempre ha estado muy vinculado a estas exposiciones artísticas internacionales. La primera vez que estuvo presente en una de ellas fue en 1851 en Londres, y desde esa ocasión han sido 22 las exposiciones en las que ha participado, incluyendo ciudades como Chicago, París, Nueva York o Bruselas. La última ocasión fue en 2008, en la exposición organizada en Zaragoza sobre "El agua y el desarrollo sostenible".

Sobre los gastos que supone la exposición, monseñor Pasquale Iacobone ha explicado que la realización y la gestión económica del Pabellón de la Santa Sede en la Bienal de Venecia se ha confiado a la Fundación para las Bienes y las Actividades Artísticas de la Iglesia, la cual ha desarrollado la iniciativa con criterios de sobriedad. Los costes, 750.000 dólares, son asumidos íntegramente por los patrocinadores y donaciones.