''La Santa Sede y el fascismo en conflicto por Acción Católica''

Presentación del libro de monseñor Piero Pennacchini en la Universidad de la Santa Cruz

| 1800 hits

Por Rocío Lancho García

ROMA, viernes 30 noviembre 2012 (ZENIT.org).- El jueves 29 de noviembre, en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma, Italia, tuvo lugar la presentación del libro de monseñor Piero Pennacchini editado por la Librería Editorial Vaticana (LEV). Un volumen que resulta del trabajo de su tesis de doctorado, defendida en 2010. El estudio de monseñor Pennacchini se centra especialmente en la crisis que afectó al movimiento Acción Católica en 1931, tras la disolución de los clubes juveniles realizada por el fascismo, proponiendo una lectura atenta de la documentación y una reconstrucción de los eventos.

Monseñor Pennacchini comenzó a trabajar para la Santa Sede en los años 70 del siglo XX, ha participado en 14 asambleas sinodales, fue vicedirector de la Sala de Prensa y realizó multitud de viajes apostólicos junto con el beato Juan Pablo II.

La presentación fue moderada el profesor Marco Porta, director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas del Apolinar (ISSR). Para presentar el acto, se contó con la presencia del rector magnífico de la Universidad Luis Romera que manifestó su gratitud y su deseo de acoger esta presentación en la Universidad, en parte por la relación de este tema con el bienio de especialidad de Religión & Sociedad, impartido en el ISSR, perteneciente a esta Universidad. "Éste quiere ser un bienio de profundización en el sentido del ser cristiano en la sociedad contemporánea, una sociedad marcada por la crisis de valores. Por eso esta Universidad está atenta a estas situaciones", concluyó el rector.

El padre Edmondo Caruana, director editorial de la LEV, también allí presente, reconoció la labor del autor como un trabajo de análisis atento, apoyado en claras valoraciones fruto de la lectura atenta de la documentación, que incluye 94 documentos inéditos.

Para continuar la presentación, participó el profesor Philippe Chenaux, profesor de historia de la Iglesia en la Universidad Pontificia Lateranense y relator de la tesis de doctorado de monseñor Pennacchini. El profesor Chenaux aportó la visión histórica del conflicto entre Santa Sede y el fascismo. "La historia se hace con los documentos, también con los nuevos documentos que se van descubriendo, y por eso la historia se reescribe", explicó. Una situación histórica no se resuelve hasta que no se conocen todos los documentos. E hizo un repaso histórico repasando el papel de Pío XI y las encíclicas antitotalitarias redactadas entre 1931 y 1937. En esta etapa ya queda demostrada la incompatibilidad entre la Iglesia y el fascismo y demás totalitarismos. También destacó de esta época, el importante rol que jugó la prensa y demás medios de comunicación.

Antes de pasar la palabra al autor del libro, intervino el profesor Francesco Miano, presidente nacional de la Acción Católica Italiana que aportó una visión filosófica del tema tratado. El profesor Miano, reconoció que los años objeto del estudio realizado, son un periodo controvertido en la historia de la Iglesia y en la historia italiana pero son años que es necesario conocer. En estos años, la Acción Católica continuó con una labor de formación religiosa, a pesar de las limitaciones que el régimen implantó a las distintas asociaciones. "El valor de esta obra, y en general de la investigación histórica, es la búsqueda de la verdad, algo que se debe cultivar", afirmó el presidente nacional de la Acción Católica. A través de un trabajo de estudio y análisis, la Iglesia podría realizar una recuperación de la memoria histórica viva, para ponerse en contacto con las experiencias pasadas. "Los testimonios de fe se convierten en testimonios de santidad", concluyó.

Para finalizar el encuentro, monseñor Piero Pennacchini tomó la palabra para hacer un resumen y explicar su trabajo en este libro. Insistiendo nuevamente en la incompatibilidad entre la Acción Católica y el fascismo, desde el punto de vista tanto de la política como de la educación de los jóvenes. El punto central del conflicto reside principalmente en "la voluntad del régimen de monopolizar la educación". Durante este conflicto, el papel que desempeñó Pío XI fue clave, en particular en el ámbito de la comunicación, destacó Pennacchini: "Pío XI fue un verdadero estratega de la comunicación, supo usar correctamente los medios de comunicación". Tras hacer un repaso histórico del régimen y de la Acción Católica, el autor quiso destacar la crisis de 1931 como un hecho que aseguró la supervivencia de la Acción Católica y la labor del papa para salvarla. Llamando la atención sobre el papel educativo de este movimiento, dijo: " La formación es importante para una nueva clase dirigente".