La Unión Europea financiará estudios con células madre

Se requiere que la práctica esté permitida por cada Estado

| 887 hits

ESTRASBURGO, 15 noviembre 2001 (ZENIT.org).- El Parlamento Europeo aprobó este miércoles un informe que propone financiar con fondos públicos las investigaciones con células madre procedentes de embriones humanos, a condición de que estén permitidas en cada Estado de la Unión.



El informe aprobado por el Parlamento Europeo, que analiza las líneas a potenciar para el VI Programa Marco de investigación (2002-2006), señala que la Unión Europea (UE) debería poder financiar investigaciones con embriones humanos denominados «supernumerarios» (de más de 14 días de vida, creados para tratamientos de fertilización in vitro pero no utilizados).

Para que las investigaciones gocen de financiación europea se ponen dos condiciones: que el experimento «se lleve a cabo bajo supervisión estricta de las autoridades competentes» y que no esté expresamente prohibido por la legislación de los Estados miembros.

Este es el caso de Francia, Alemania e Irlanda (en este último país estas prácticas van contra la misma Constitución).

Por otra parte, el Europarlamento decidió no financiar ningún tipo de investigación relacionada con prácticas de clonación humana con fines reproductivos, ni la creación de embriones con fines de investigación o la alteración del patrimonio genético de seres humanos que generen cambios hereditarios, «por razones éticas».

El eurodiputado del Partido Popular y ex presidente del Parlamento Europeo, José María Gil-Robles, en declaraciones publicadas por el diario español «ABC» lamentó este jueves los cambios introducidos por la Cámara, porque «cuando se abre la mano, especialmente la del dinero, no se sabe hasta dónde puede llegar».

La Iglesia católica apoya la investigación con células madre extraídas de seres humanos, que están ofreciendo grandes resultados de investigación médica, pero se opone a la eliminación de embriones para utilizar sus células, pues un ser humano no puede convertirse en una especie de medicina.