La Unión Europea lucha contra la malnutrición infantil

Se destinarán 3.500 millones de euros en los próximos siete años

Roma, (Zenit.org) Redacción | 643 hits

La Unión Europea destinará 3.500 millones de euros en los próximos siete años a proyectos para combatir la malnutrición en los países en vía de desarrollo. Según informa el diario vaticano L'Osservatore Romano, lo ha declarado el comisario europeo del Desarrollo Andris Piebalgs, al comentar los resultados del estudio publicado la semana pasada en la revista The Lancet, según el cual el 45% de las muertes de niños por debajo de los 5 años es a causa de la malnutrición, más de tres millones cada año.  Según el coordinador de la investigación, Zulfir Bhuta, sería suficiente invertir menos de diez mil millones de dólares al año, cifra que es inferior a la que se destina en publicidad en una multinacional. Para saber más sobre este informe

La contribución de la Unión Europea en los próximos años "demuestra su determinación para hacer que la malnutrición pase a ser historia de una vez por todas", ha dicho el comisario. La suma que ha anunciado Piebalgs es la más grande dedicada a este ámbito por parte de la Unión Europea y se usará tanto para programas sobre salud como para iniciativas destinadas al desarrollo de la agricultura, el acceso al agua y a la nutrición saludable y sostenible. Ha afirmado Piebalgs que "es insoportable que es una era de innovación tecnológica haya todavía tantas personas que mueran de hambre. Tenemos los medios para detener esta plaga".

El sábado el Londres, el primer ministro británico David Cameron, abrió la conferencia sobre el tema del hambre en el mundo organizada por su gobierno a pocos días de la reunión del G8 en Irlanda, precisamente para pedir a los países occidentales aumentar los fondos para la lucha contra la pobreza. El objetivo declarado es el de llegar antes del 2020 a salvar 20 millones de niños de la muerte por desnutrición. El primer ministro dijo que "hay razones morales para mantener nuestras promesas con los más pobres del mundo. Cuando la gente muere no hay excusas y es necesario hacer algo".