La universidad, decisiva para evitar el choque de civilizaciones

Según el cardenal Poupard, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura

| 540 hits

ROMA, 21 julio 2003 (ZENIT.org).- El diálogo cultural y el respeto del otro son las claves para evitar el temido choque de civilizaciones, según el cardenal Paul Poupard, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura.



«Podemos evitar un choque de civilizaciones promoviendo un auténtico diálogo cultural fundado en el conocimiento, el respeto al otro y la vivencia gozosa de nuestra identidad cultural y espiritual», asegura.

Fueron las palabras que pronunció el viernes pasado en la homilía de la misa que presidió con motivo del Simposio «Universidad e Iglesia en Europa», celebrada en la basílica de San Juan de Letrán en Roma.

Después de recordar el carácter central de la Eucaristía para la vida cristiana, el cardenal afirmó la necesidad de «replantear nuestra vida cotidiana en la universidad», institución «crucial» para la sociedad.

De acuerdo con el purpurado, «la universidad es el lugar para la formación plenamente humana, para la educación en la libertad y en la capacidad crítica».

Este discernimiento crítico «es más necesario que nunca», insistió Poupard, «para discernir entre las múltiples proposiciones culturales, siendo conscientes de que no todas conducen a la auténtica libertad».

Finalmente, el cardenal francés invitó a los presentes, la mayoría de ellos estudiantes, a «renovar el anuncio inteligente y coherente de Jesucristo a todos, haciendo buen uso de la creatividad».