La Universidad Pontificia de la Santa Cruz celebra 20 años

El cardenal Saraiva recuerda su fidelidad al Papa

| 489 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 11 enero 2004 (ZENIT.org).- La Universidad Pontificia de la Santa Cruz ha cumplido veinte años y lo ha celebrado con un acto académico de presentación de las Actas del Congreso en 14 volúmenes sobre «La grandeza de la vida cotidiana».



El congreso se celebró en enero de 2002 en Roma en ocasión del centenario de san Josemaría Escrivá de Balaguer, el fundador del Opus Dei e inspirador de la universidad.

En su intervención en el acto académico, el cardinal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, subrayó la relación de la Universidad con el Papa.

«Para la Universidad de la Santa Cruz el adjetivo "pontificia" nunca ha sido un título meramente decorativo, sino un calificativo que la compromete profundamente, invitando a una fidelidad activa al romano pontífice y, en unión con el romano pontífice, a la Iglesia en su conjunto», afirmó.

El cardenal Saraiva Martins era secretario de la Congregación vaticana para la Educación Católica cuando se fraguó la universidad que entonces era el Centro Académico Romano.

Para el purpurado portugués, esta institución es encomiable por su amor a la verdad: «San Josemaría Escrivá supo subrayar la necesidad de unir esta rectitud moral y el amor a la verdad, con el respeto de la autonomía de las disciplinas y, por tanto, de la legítima libertad de los docentes e investigadores, mostrando una concepción unitaria del mundo y del hombre, capaz de poner siempre el saber al servicio de la persona».

El gran canciller de la Universidad y prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echevarría, dio gracias al Señor por estos primeros veinte años universitarios y dijo que «ante la actual situación que siempre vemos con objetividad y optimismo, participamos en la promoción de una nueva cultura, de una nueva legislación, que respondan plenamente al plan de Dios sobre la creación y a la dignidad del hombre».

El rector magnífico de la Universidad, monseñor Mariano Fazio, indicó las líneas futuras de la universidad: «En los próximos cinco años esperamos dar vida a nuevos proyectos académicos, esperamos ardientemente concluir las obras en las en las diferentes sedes, para contribuir eficazmente con toda la comunidad de las universidades pontificias romanas a esta victoria del bien sobre el mal a la que nos invita Juan Pablo II».

El acto finalizó con una oración por las víctimas del tsunami, entre ellas algunos familiares de estudiantes de la universidad. También se recordó al cardenal Jan Pieter Schotte, secretario general emérito del Sínodo de los Obispos, fallecido el lunes. Según el prelado, monseñor Echevarría, «fue un gran servidor de la Iglesia».

Entre los presentes se encontraba el embajador español ante la Santa Sede, Jorge Dezcallar: el rector magnífico de la Universidad Pontificia Gregoriana, el padre Gianfranco Ghirlanda; el rector del Instituto Pontificio Claretianum, padre Santiago María González Silva, además de otros responsables de universidades pontificias.

La Universidad Pontificia de la Santa Cruz está constituida por las facultades de Teología, Derecho Canónico, Filosofía y Comunicación Social Institucional. A las cuatro facultades se añade el Instituto Superior de Ciencias Religiosas al Apolinar. Los estudiantes son 1400 y provienen de 97 países.