'La vida y enseñanzas de san Josemaría iluminará el presente y el futuro de la Iglesia'

Monseñor Echevarría en la apertura del 'Congreso Internacional san Josemaría y el pensamiento teológico' en Roma del 14 al 16 de noviembre

Roma, (Zenit.org) Redacción | 821 hits

¿Qué representan los santos para la Teología? Esta es la pregunta de fondo que está acompañando a los trabajos del Congreso Internacional san Josemaría y el pensamiento teológico, que se desarrolla del desde ayer 14 de noviembre hasta el sábado 16 de noviembre en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma.

El Congreso, organizado por la Cátedra san Josemaría de la Facultad de Teología, reúne durante tres días a expertos, profesores y estudiantes interesados "en la renovación de la Teología mediante el recurso a la vida de los santos", como ha explicado el profesor Javier López del comité organizador. Bajo esta perspectiva, "nos fijaremos en aspectos particulares de las enseñanzas de san Josemaría, no porque sean un caso aislado, sino porque son muy apropiadas para poner en evidencia el valor de los santos para la Teología". El profesor López también explica que san Josemaría enseña a poner como fundamento de esa santificación el “sentido” de la filiación divina recibida en el Bautismo o, lo que es lo mismo, el saberse “otro Cristo, el mismo Cristo”, enviado a corredimir con Él dando la vida por los demás.

Las temáticas de las comunicaciones que se presentarán a lo largo de estas jornadas son variadas - explica la profesora María Ángeles Vitoria, miembro del Comité Científico del Congreso -, "lógica consecuencia de la amplitud y profundidad de la enseñanza de san Josemaría que da luz a los más variados ámbitos de la actividad humana". En este sentido, los temas abordarán cuestiones tanto teóricas como existenciales: la piedad filial, la hospitalidad, la verdad de la criatura en el Logos creador, las condiciones de la libertad religiosa, el valor del cuerpo en la perspectiva de la antropología cristiana o la tarea de edificar la Iglesia en el contexto del mundo actual.

El Congreso se abrió con una conferencia de monseñor Javier Echevarría, obispo prelado del Opus Dei, sobre san Josemaría como precursor del Concilio Vaticano II, en lo que constituye su esencia misma: la llamada universal a la santidad, que significa, para la mayor parte de los fieles, una llamada a santificarse en la vida cotidiana. Al concluir su conferencia, el prelado señaló que "san Josemaría, que oró y trabajó mucho por el Concilio Vaticano II, es reconocido como uno de los precursores de diversas enseñanzas conciliares, como la doctrina sobre el laicado, sobre la llamada universal a la santidad, sobre la secularidad, sobre el valor cristiano del trabajo y, en general, del mundo y de las diferentes actividades humanas." Asimismo subrayó que "el significado de su persona y de su mensaje no se limitan al hecho histórico-cronológico de su contribución al Concilio", explicando que "la vida y las enseñanzas de san Josemaría continuarán iluminando la renovación presente y futura de la Iglesia, porque ayudan a acoger en profundidad la verdad como pueblo de Dios y Cuerpo de Cristo, y su misión vivificante de mundo".

Seguirán cinco sesiones dedicadas al impulso que diversas partes de la Teología pueden recibir de las enseñanzas de san Josemaría. Con los docentes de la Santa Cruz, intervendrán expertos y estudiosos de otras instituciones universitarias como el profesor Réal Tremblay, de la Pontificia Academia Alfonsiana, y el profesor François-Marie Léthel, de la Pontificia Facultad Teológica Teresianum. Habrá también una sesión dedicada a la inspiración que en el pensamiento de San Josemaría puede encontrar la reflexión filosófica, con la intervención de la profesora Ana Marta González, de la Universidad de Navarra. Para el sábado está prevista la participación del cardenal Kurt Koch sobre "Los santos y la Teología en el pensamiento de Joseph Ratzinger/Benedicto XVI".

En la clausura del Congreso se presentará el "Diccionario de San Josemaría", que ofrece una síntesis, ordenada alfabéticamente, de la enseñanza del fundador del Opus Dei sobre diversos temas, que incluye también una breve bibliografía sobre cada uno de los puntos.

El origen de este Congreso se remonta al mensaje que el entonces cardenal Joseph Ratzinger dirigió a los participantes del Simposio Teológico sobre las enseñanzas de san Josemaría desarrollado en la Santa Cruz en el año 1993. En esa ocasión Ratzinger destacó que "la Teología, ciencia en el sentido pleno de la palabra, (…) es subalterna respecto al saber que Dios tiene de sí mismo y del cual los santos gozan".