La violencia siembra odio y división también entre los creyentes

Benedicto XVI dirige un pensamiento a los graves sucesos de Nigeria

| 1133 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 6 noviembre 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha dirigido este domingo, después del rezo de la oración mariana del Angelus, su oración y su pensamiento a los terribles sucesos ocurridos en Nigeria, donde han muerto por atentados más de 150 personas.

“Sigo con aprensión los trágicos sucesos que han tenido lugar en días pasados en Nigeria y, mientras rezo por las víctimas, invito a poner fin a toda violencia”.

Una violencia que, para el papa, “no resuelve los problemas sino que los acrecienta, sembrandoodio y división también entre los creyentes”.

Como se sabe, el grupo radical islámico Boko Haram se responsabilizó este sábado de los numerosos atentados llevados a cabo el viernes y el sábado, en el norte de Nigeria, que se cobraron decenas de víctimas.

Boko Haram advirtió también, según una radio local, de que llevaría a cabo más atentados. La policía del lugar aseguró que los atentados fueron ejecutados por terroristas suicidas que atacaron oficinas de policía, entre otros objetivos, en las ciudades de Potiskum y Damaturu.