''La violencia solo produce violencia y muerte''

Palabras del cardenal de París tras un suicidio protesta en la catedral de Notre Dame

Roma, (Zenit.org) Redacción | 718 hits

“La violencia nunca hizo progresar el amor. La violencia produce solamente violencia y muerte”. Lo indicó el arzobispo de París el cardenal André Vingt-Trois, al introducir anoche en la catedral de Notre Dame, la “Vigilia de oración por la vida” que las ocho diócesis de la “Ille de France” habían organizado.

La vigilia planeada desde hacía varios días, se realizó pocas horas después de que se registró el suicidio del escritor Dominique Vernner, quien se disparó para protestar contra la ley sobre las uniones homosexuales.

Dicha ley, después de la aprobación de las dos cámaras del parlamento recibió el viernes pasado el vía libre del Consejo Constitucional. Esto a pesar de las diversas marchas de protesta, una de las cuales en París, “Manif pour tous”, que contó aproximadamente con un millón de manifestantes.

El cardenal Vingt-Trois hizo a la sociedad francesa un llamado a la paz, teniendo en vista que el próximo domingo 26 está en programa otra manifestación contra la ley de uniones homosexuales.

Al iniciar la celebración el cardenal indicó: “No podemos iniciar esta vigilia de oración sin recordar lo que sucedió hoy en esta catedral: un hombre se suicidó cometiendo un acto de extrema violencia para demostrar sus ideas y convicciones al mundo”.

El purpurado indicó: “Nosotros hemos purificado la catedral para la celebración de la eucaristía del Cuerpo y Sangre de Cristo. Pero más que la catedral, nuestros corazones tienen que ser purificados. Es de nuestros corazones de los que es necesario erradicar la violencia”.

El cardenal exhortó: “Nunca ningún tipo de violencia, ni física ni verbal, toque al niño inocente que está llamado a nacer, o al anciano que fue abandonado y que se quiere hacer morir o que nos golpea a nosotros”.

“Y visto que muchos católicos --apeló el cardenal- van a participar el próximo domingo en la manifestación organizada en París, les pedimos como lo hicimos en las manifestaciones anteriores, abstenerse de cualquier tipo de violencia, no solamente en los gestos, sino también en las palabras. Pidamos a los manifestantes que sean testigos de la paz y de la vida”.