Laínez, Pignatelli y Clavius figuras jesuitas destacadas

Publicado el Anuario 2012 de la Compañía de Jesús

| 1536 hits

MADRID, miércoles 29 febrero 2012 (ZENIT.org).- El Anuario de la Compañía de Jesús se publica cada año editado por la curia general de Roma. Este año el Anuario rescata a tres figuras que “emergen como gigantes en la historia de la Compañía de los siglos pasados”, para que sus ejemplos sirvan de estímulo en el presente.

Diego Laínez es la primera de estas figuras. En 2012 se celebran los 500 años de su nacimiento. Este jesuita español fue uno de los primeros compañeros de Ignacio de Loyola; sería, después del fundador, el segundo general de la Compañía de Jesús. La otra figura es el jesuita aragonés san José Pignatelli, de cuya muerte han pasado dos siglos. Es conocido como el “restaurador” de la Compañía por sus trabajos a favor de la restauración de la misma tras ser suprimida en 1773. En los años difíciles, con la orden extinguida, actuó de puente, mantuvo el contacto con los jesuitas dispersos y trabajó en silencio para la reconstrucción. Pignatelli, sin embargo, no pudo ver el resultado de su esfuerzo, porque murió pocos años antes del decreto de Pío VII de 1814. La tercera figura es el matemático Cristóbal Clavius, considerado el iniciador de la tradición científica, y en particular matemática, de la Compañía. Nacido ahora hace cuatrocientos años, formó parte de la comisión encargada por el Papa Gregorio XII para reformar el calendario juliano que condujo al llamado gregoriano en 1582.

Además, en estas páginas se informa de aniversarios: desde los 400 años de las jesuitas canadienses hasta los 50 de la Provincia de África del Noroeste, o de presencias como los diez años del jesuita Kike Figaredo al frente de la diócesis de Battambang (Camboya).

También destacan varios artículos sobre el actual trabajo en red que están llevando a cabo los jesuitas en América Latina, donde cada vez hay mayor coordinación interprovincial y continental entre sus obras apostólicas (colegios, parroquias, centros de espiritualidad, universidades, centros sociales, escuelas Fe y Alegría).

Muchos reportajes se dedican a experiencias concretas en el campo de la relación Fe-Justicia. Algunos ejemplos: la ayuda al restablecimiento de la paz en Zimbabwe en pro de las víctimas de la violencia política, la actividad apostólica del equipo itinerante de los jesuitas en la Amazonía, la acogida a los inmigrantes en Japón, la experiencia del post-terremoto en Chile, la defensa de los adivasi en la India o el voluntariado jesuita de Londres. Otra sección se centra en el trabajo pastoral y educativo con jóvenes en lugares tan diversos como Albania, Estados Unidos y Próximo Oriente.

En definitiva, informa la Compañía de Jesús, el Anuario es una vista a las fuentes y una panorámica de la actividad actual de los 18.000 jesuitas presentes en 127 países en los más diversos campos: teología, pastoral, espiritualidad, apostolado social, educación, ciencia…