Lanzamiento de un libro de Asia Bibi en Portugal

Una condena a muerte por blasfemia relatada en primera persona

| 1190 hits

LISBOA, martes 6 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- La cristiana paquistaní Asia Bibi ha escrito, en colaboración con una periodista, un libro sobre su historia, marcada por su condena a muerte por la intolerancia religiosa en Pakistán.

La coautora, la periodista francesa Anne-Isabelle Tollet, presentará Blasfemia. Condenada a muerte por un vaso de agua este miércoles a las 18,30h en el espacio de librería Aletheia, en Lisboa, informó la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que colabora en la edición.

Se trata de “un relato impresionante de esta paquistaní que espera desde hace dos años la orden para ser ahorcada, simplemente por haber osado compartir un vaso de agua con otras mujeres”, destaca un comunicado de AIN.

Su historia ha adquirido una dimensión planetaria, ha motivado un amplio movimiento de compasión y oración y ha llevado incluso al Papa Benedicto XVI a pedir su liberación. De hecho, se logró el aplazamiento de su ejecución.

Dos de las voces que se atrevieron a defenderla en Pakistán, el gobernador Salman Taseer y el ministro para las minorías Shahbaz Bhatti, fueron brutalmente asesinados.

Colaborando en la edición de este libro, Ayuda a la Iglesia Necesitada busca continuar movilizando a la opinión pública a favor de la liberación de Bibi y de la libertad religiosa en general.

La organización también anima en Facebook el grupo Salvem a Asia Bibi, que congrega ya a unas 1.800 personas.

La iniciativa se enmarca en una acción a favor de los cristianos perseguidos por su fe, para recoger ayuda material para esas comunidades y orar por ellas. 

Orden de arresto

Por otra parte, el Tribunal Especial de Lucha contra el Terrorismo en Rawalpindi ha emitido una orden de arresto contra dos hombres sospechosos de ser autores del asesinato del ministro cristiano Shahbaz Bhatti, asesinado el pasado 2 de marzo en Islamabad.

Según fuentes policiales, los dos sospechosos -Ziaur Rehman y Malik Abid- han huido a Dubai y se pedirá la ayuda de la Interpol para capturarles y deportarles.
"Es un paso en la dirección correcta. Damos la bienvenida a esta noticia y esperamos que los verdaderos culpables sean capturados y castigados conforme a la ley", dijo la agencia Fides el arzobispo emérito de Lahore, monseñor Lawrence Saldanha.

"El arresto y juicio de los responsables sería una señal importante para la protección de las minorías y de los cristianos en el país. Todavía estamos muy conmocionados y entristecidos por la muerte de nuestro líder Bhatti".

"Por otra parte -continuó el arzobispo-, nos damos cuenta de que los procesos, al participar en la política, las presiones de personas influyentes, las influencias de los grupos fundamentalistas islámicos, a menudo terminan en un punto muerto”.

Impunidad

La debilidad de Pakistán en la búsqueda de los terroristas ha sido subrayada por el reciente informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos Country Report on Terrorism, publicado en agosto.

El documento destaca que Pakistán no es capaz de procesar a sospechosos de terrorismo, ya que tres de cada cuatro acusados han sido absueltos y en muchos casos siguen ser resueltos y sin castigo.

El informe también critica la incapacidad de Islamabad de poner al margen de la ley a los grupos terroristas militantes (a menudo islamistas), que escapan a las prohibiciones, con el cambio de sus nombres.

Según otros analistas del Pentágono, actualmente el "centro neurálgico" de la red terrorista más conocida en el mundo, Al-Qaeda, se encuentra todavía en Pakistán, aunque el reciente asesinato de Osama bin Laden y del número 2, Atiyah Abd al-Rahman, han asestado un duro golpe a la organización terrorista mundial.