Las Caritas del Sahel activan planes de emergencia

Millones de personas en grave riesgo de crisis alimentaria

| 1039 hits

MADRID, martes 14 febrero 2012 (ZENIT.org).- Caritas advierte de que millones de personas se enfrentan de nuevo al grave riesgo de una crisis alimentaria de serias consecuencias en toda la región africana del Sahel, donde el irregular y escaso régimen de lluvias de los últimos meses ha causado un desplome de la producción agrícola en toda la región.

Las cosechas de cereales básicos han sido muy deficitarias en la campaña de 2011. Algunos países, como Chad o Mauritania, tienen únicamente reservas de alimentos para cubrir los primeros tres meses de 2012. El resto de países del Sahel pueden tener un margen de autosuficiencia alimenticia de uno o dos meses más. Esto significa que, a partir de marzo o abril próximos, los gobiernos tendrán que intervenir de forma masiva para evitar una situación de hambruna.

La escasez de alimentos es crítica en muchas familias, que ya han agotado sus reservas de grano y se están viendo obligadas a vender el poco ganado que poseen para comprar arroz o mijo, productos básicos de la dieta tradicional. Se prevé que la situación se siga agravando hasta el próximo mes de marzo. Actualmente, se detectan ya consecuencias directas de la falta de alimentos en la población subsahariana, con unas tasas de malnutrición infantil moderadamente graves, que podrán deteriorarse si no se llevan a cabo intervenciones urgentes.

Respuesta de las Caritas del Sahel

Ante la urgencia de la situación, las Caritas del Sahel, en coordinación con la red internacional de Caritas y los Gobiernos de la región, están poniendo a punto una batería de planes nacionales de intervención urgente para responder a las necesidades de las personas más afectadas por la crisis de alimentos.

Caritas Mali ha lanzado ya un plan de emergencia por importe de 1,5 millones de euros para desplegar en todo el país una operación de distribución gratuita de comida a las personas más vulnerables, junto a sendos programas de venta de alimentos a precios sociales y de “comida por trabajo” en campañas de preparación de terrenos destinados a cultivo. El plan de Caritas Mali incluye también la compra y distribución de semillas para la nueva siembra.

Las Caritas de Níger, Burkina Faso, Chad y Mauritania están a punto de publicar también sus respectivos planes de ayuda de emergencia.

Actividades de prevención

Junto a esta acción de respuesta inmediata a la escasez de alimentos, las Caritas del Sahel disponen desde hace tiempo de un Sistema de Alerta Precoz (SAP) para prevenir y disminuir el impacto de posibles crisis alimentarias y hambrunas. Dentro de este Sistema se contemplan medidas como la creación de bancos de cereales, graneros de prevención, el impulso del cultivo de regadío durante la larga estación seca y la colaboración solidaria de los productores agrícolas hacia los agricultores más pobres. Estos planes han contribuido a paliar, de momento, los efectos más graves de una situación de inseguridad alimentaria seria.

Las Caritas del Sahel informan que los gobiernos de sus respectivos países están ejecutando diversos planes de contingencia ante la carestía alimentaria.

Respuesta de Caritas Española

Caritas Española ha aprobado ya una contribución de cien mil euros para apoyar el plan de emergencia de Caritas Mali y está previsto ofrecer el apoyo correspondiente a todos los llamamientos de emergencia que vayan activando las distintas Caritas del Sahel en las próximas semanas.

Al mismo tiempo, Caritas Española aprobó el pasado mes de enero una partida de 147.543 euros en apoyo en Mauritania de la estrategia de la Caritas local para impulsar el desarrollo integral de las poblaciones rurales vulnerables en la provincia de Monguel (Gorgol), al sur del país.