Las cuentas vaticanas podrían mejorar algo este año

A pesar de ello, la situación es de “permanente dificultad”

| 1787 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 22 de enero de 2010 (ZENIT.org).- Los presupuestos de la Santa Sede para el próximo ejercicio 2010 “reflejan la esperanza de una posible evolución económica y financiera, a pesar del marco general de continuas dificultades, indicando un ligero mejoramiento”.

Así lo afirma un comunicado hecho público hoy, sobre el resultado de los trabajos, llevados a cabo por del Consejo de Cardenales que se ocupa del estudio de los problemas organizativos y económicos de la Santa Sede, en una reunión mantenida entre el miércoles y jueves de esta semana.

El Consejo, presidido por el Secretario de Estado, cardenal Tarsicio Bertone, dedicó estos dos días a examinar dos presupuestos, por un lado el de la Santa Sede, y por otro el de la Gobernación del Estado Ciudad del Vaticano, que van por separado.

En la reunión estaban presentes los cardenales Joachim Meisner (Colonia), Antonio María Rouco Varela (Madrid), Dionigi Tettamanzi (Milán), Wilfrid Fox Napier (Durban), Anthony Olubunmi Okogie (Lagos), Juan Luis Cipriani Thorne (Lima), Marc Ouellet (Québec), Odilo Pedro Scherer (São Paulo), y Agostino Vallini, Vicario General para la diócesis de Roma.

No pudieron estar presentes, por motivos pastorales, los cardenales Jorge Liberato Urosa Savino (Caracas), y Nicholas Cheong Jinsuk (Seúl).

También estuvieron el presidente, secretario y contable de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede, monseñores Velasio De Paolis y Vincenzo Di Mauro, y el seglar Stefano Fralleoni, respectivamente.

Asistieron además los representantes de la Gobernación del Estado vaticano, el cardenal Giovanni Lajolo (presidente, y monseñor Carlo Maria Viganò (secretario), y los representantes de la administración del Patrimonio de la Santa Sede, el cardenal Attilio Nicora (presidente), y monseñor Domenico Calcagno (secretario).

El propio Papa Benedicto XVI hizo una breve visita a los cardenales reunidos, para escuchar sus observaciones, y les agradeció “la preciosa colaboración ofrecida a la Sede Apostólica”.

Monseñor De Paolis explicó que el balance preventivo de la Santa Sede, que engloba a todas las congregaciones (excepto la de la Evangelización de los Pueblos, que tiene su propia administración) y los medios de comunicación vaticanos, “refleja la esperanza de posibles evoluciones económicas y financieras que, a pesar del cuadro general de permanente dificultad, indican algún ligero mejoramiento”.

La partida mayor de los gastos, explica el comunicado, es la de los salarios a los trabajadores de la Santa Sede, 2.668 personas. Aunque no se prevé que el personal aumento, afirma el comunicado, “la relativa carga financiera crece igualmente, por la adecuación de los salarios al coste de la vida”.

Otra partida importante es el mantenimiento de los medios de comunicación (Radio Vaticano, el Centro Televisivo y L'Osservatore Romano), los cuales “deben ser considerados en el cuadro de la actividad misionera de la Iglesia”.

“Aun teniendo en cuenta la situación económica actual, se ha constatado la necesidad pastoral de suscitar una mayor atención de los fieles, más sensibles a contribuir a proyectos específicos y más cercanos a ellos”.

En este sentido, se invitó a participar en la reunión al director general de Radio Vaticano, padre Federico Lombardi, y al director administrativo, Alberto Gasbarri.

Respecto al segundo presupuesto, presentado por monseñor De Paolis, muestra, según el comunicado, que emerge la Administración de la Gobernación del Estado Ciudad del Vaticano “ha superado sustancialmente las dificultades de los ejercicios precedentes”, lo que permite “mirar con mayor confianza al futuro”.

La Gobernación es la que tiene a su cargo los edificios y estructuras del Estado, actividad en la que trabajan actualmente 1.884 personas.