Las diócesis españolas se preparan a la cumbre de la familia

Milán pide a cien mil hogares que abran su casa a los participantes

| 1686 hits

MADRID, miércoles 21 diciembre 2011 (ZENIT.org).- Mientras la diócesis de Milán, Italia, se prepara a acoger a participantes en el Encuentro Mundial de las Familias, en la primavera de 2012, con el lema “La familia: el trabajo y la fiesta”, y pide generosidad a cien mil hogares italianos para acoger a las familias asistentes, las diócesis españolas celebran encuentros y ofrecen catequesis preparatorias al evento. El más llamativo, el de Madrid el próximo 30 de diciembre en la plaza de Colón.

La diócesis de Segovia celebró del 12 al 18 de diciembre, una serie de actos para celebrar la Semana de la Familia. Para promover una reflexión y un compromiso que concilie las exigencias y los tiempos del trabajo con los de la familia, y para recuperar el verdadero sentido de la fiesta, especialmente del domingo, la diócesis ofreció, como calentamiento para el Encuentro Mundial de las Familias de Milán, la proyección de una película y una charla y mesa redonda sobre cómo afrontar el trabajo, el tiempo libre y el desempleo desde la familia. La semana culminó con una celebración eucarística festiva el último domingo de Adviento. Al ser éste el día de la “Virgen de la Esperanza”, se dió una bendición especial a las mujeres embarazadas.

El delegado de apostolado seglar, Juan Pedro Cubero, afirmaba: «Todos sabemos que la familia es hoy la ‘institución’ más valorada en todas las encuestas, también entre los jóvenes. Es, además, la realidad más cercana a nosotros: todos la conocemos, la sufrimos, la gozamos, la queremos… Pero hoy la familia está recibiendo embestidas y sacudidas como nunca. No podemos, por tanto, quedarnos en una actitud negativa 'maldiciendo las tinieblas'. Todos y cada uno podemos y debemos 'encender una cerilla' y poner nuestro granito de arena».

Bajo el título “La familia engendra la vida”, el secretariado diocesano para la Familia de la diócesis de Almería pone a disposición de los usuarios de la web (www.diocesisalmeria.es), la segunda catequesis preparatoria para el VII Encuentro Mundial. En esta segunda entrega, se aborda el sentido de Cristo dentro de la alianza matrimonial, y las dificultades que se presentan en la vida conyugal, o cómo viven los cónyuges el deseo y la ternura en su relación esponsal.

Con dimensión europea, Madrid y los jóvenes de la JMJ celebrarán la Fiesta de la Sagrada Familia, el próximo 30 de diciembre. Serán los protagonistas de la magna fiesta en la plaza de Colón, en preparación al próximo Encuentro Mundial.

El Comité organizador de la JMJ destaca el carácter europeo de la celebración, con miles de jóvenes del viejo continente, acompañados por sus obispos, que han decidido pasar este Fin de Año unidos en oración y hospedados nuevamente por parroquias y familias españolas. Como es tradición desde 2007, se espera el videomensaje de Benedicto XVI a esta concentración que convertirá a Madrid en la capital europea de la Familia por un día.

Confirmada la presencia en Madrid, para unirse a la fiesta, del cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, che invitará a los presentes a participar en el Encuentro de Milán, del 30 de mayo al 3 de junio de 2012.

El programa iniciará en Colón, con la presentación de los jóvenes y las familias llegadas de Europa, la procesión con la Virgen en su advocación de la Almudena patrona de Madrid portada por jóvenes, el rezo del rosario, y la presentación de testimonios y cantos de animación. La Eucaristía será presidida por el cardenal arzobispo de Madrid Antonio M. Rouco, acompañado por el el cardenal Antonelli y obispos de diócesis españolas y europeas. La animación contará con dos orquestas: la Sinfónica con el Coro de la JMJ y la Sinfónica del Camino Neocatecumenal proveniente de Belén y Jerusalén.

El escenario es obra del arquitecto Antonio Ávalos. El cartel promocional ha sido traducido al italiano, inglés, francés y alemán y reza: “Gracias a la familia cristiana ¡hemos nacido!” con una fotografía de una multitud de jóvenes de la JMJ y un icono de la Sagrada Familia de Nazaret, de tradición bizantina.

La Eucaristía quiere ser también un encuentro de preparación al Encuentro Mundial de las Familias 2012, al que convocó Benedicto XVI deseando que “el acontecimiento, para que sea realmente provechoso, no debería quedar aislado, sino colocarse dentro de un itinerario adecuado de preparación eclesial y cultural”.

El encuentro de Madrid, que marca la IV edición de la Fiesta de las Familias cada dos años, sigue al celebrado el 27 de diciembre de 2009, que contó una multitud de cerca de setecientas mil personas, sin un solo incidente, entre las que se contaban cardenales, obispos y exponentes de otras realidades eclesiales.

Este año, como ya lo tuvieran en 2007, los chicos del Camino Catecumenal tendrán un buen espacio en el protagonismo de la fiesta, querida por el cardenal Rouco. Aunque no está confirmada, es esperable la presencia del fundador del Camino Kiko Arguello, como ya hiciera en la magna fiesta neocatecumenal de Madrid al hilo de la JMJ de este verano.

“En el mundo de hoy, se aborta a muchos niños. Yo sería una de ellos, dado que inicialmente los mismos médicos habían aconsejado a mi madre interrumpir el embarazo porque esta la habría podido llevar a la muerte”, declara a Salvatore Cernuzio, de la redacción italiana de ZENIT, María, tercera de siete hijos, de una comunidad del centro de Roma. “Agradezco a la Iglesia que ha dado a mis padres la fe necesaria para abrirse a la vida, y a Dios que me ha puesto en una familia cristiana” concluye.

“Ya hace dos años participé en el encuentro de las familias en Madrid --dice Giovanni, primero de cuatro hijos, también de la comunidad en la ciudad eterna- y me siento contento de que a pesar de que hubiera familias de toda lengua y nación, nos sentíamos, gracias a la Iglesia, un solo cuerpo”.

“Vuelvo con gusto –añade- porque creo que el mundo necesita ver qué bello es vivir en una familia cristiana. Nosotros hijos no nos sentimos perdedores o penalizados por tener tantos hermanos, sino que nos sentimos contentos porque a a pesar de ello, cada día, hay un continuo confiarse a Dios, podemos testimoniar que Él nos provee en todas nuestras necesidades”.

Todas aquellas personas que deseen hacer aportaciones voluntarias para financiar los gastos de la Misa de las Familias que se celebrará el próximo viernes 30 de diciembre en la plaza de Colón, pueden hacerlo enviando un SMS con la palabra clave fami al 27565. El coste del mensaje es de 1,2 euros más IVA. La celebración dará comienzo con la presentación de los jóvenes y las familias llegadas desde toda Europa que saludarán con sus banderas. Obispos europeos acompañarán a los cardenales Antonelli y Rouco.

Mientras tanto, en Milán, la diócesis ha hecho este martes un llamamiento a cien mil milaneses y sus familias para que sean generosos en abrir las puertas de sus hogares a los asistentes a la cumbre mundial de la familia católica.

Por Nieves San Martín