Las imágenes son fruto de la religión del Verbo hecho carne

Congreso Nacional de Cofradías Penitenciales y Semana Santa

| 1644 hits

CÓRDOBA, lunes 28 noviembre 2011 (ZENIT.org).- El palacio episcopal de Córdoba, España, acogió este fin de semana, 26 y 27 de noviembre, el congreso nacional de Cofradías Penitenciales y Semana Santa, organizado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías. El obispo de Córdoba, que clausuró el encuentro, destacó que "es en el cristianismo donde se da el culto a las imágenes porque es la religión del Verbo hecho carne y es el Misterio de la Navidad, para el que nos estamos preparando, el que ha dado lugar a las imágenes"

En la primera jornada, José Roda Peña, de la Universidad de Sevilla, habló sobre La renovación del patrimonio escultórico de las hermandades penitenciales de Sevilla durante el reinado de Carlos II, haciendo un breve recorrido por las más significativas.

Antonio Luis Galiano, doctor en Historia, impartió la conferencia La Semana Santa en la diócesis de Orihuela: Origen y evolución. El conferenciante destacó la evolución de las imágenes de Semana Santa en Orihuela desde el siglo XVI al XIX.

Conflictos y tensiones en las cofradías penitenciales cordobesas durante los siglos XVI al XIX fue el título de la ponencia de Juan Aranda, miembro de la Real Academia de Córdoba y coordinador del congreso.

José Andrés Casquero, del Instituto de Estudios Zamoranos, disertó sobre La imaginería procesional de Semana Santa en la diócesis de Zamora.

La riqueza artística de la imaginería barroca fue la protagonista de la segunda jornada del congreso que contó con un elenco de seis ponentes de reconocido prestigio quienes trazaron el panorama de las esculturas procesionales y devocionales más destacables de las distintas comunidades españolas.

Al acto asistió el obispo de Córdoba Demetrio Fernández quien también presidió la Eucaristía de clausura en la catedral.

En la celebración final, monseñor Fernández en su homilía recalcó que "es en el cristianismo donde se da el culto a las imágenes porque es la religión del Verbo hecho carne y es el Misterio de la Navidad, para el que nos estamos preparando, el que ha dado lugar a las imágenes".

Indicó que "las imágenes nos remiten al sujeto para que no nos perdamos en la talla o en el autor, sino que nos conmovamos por dentro".

Felicitó a la Agrupación de Hermandades y Cofradías por la organización de este congreso así como a los ponentes, y les animó a continuar en su labor de fomentar la labor de acercar la piedad popular sobre todo a los jóvenes a quienes recuerda el propio cartel del congreso donde aparece la Cruz que les regaló el beato Juan Pablo II, y por lo que también el obispo tuvo palabras de satisfacción, ya que según el prelado "refleja una devoción que es de hace siglos pero también algo de hoy y del futuro".

Ramón Pérez de Castro, profesor de la Universidad de Valladolid presentó un trabajo sobre Los inicios de la escultura procesional castellana en los focos periféricos, aportando unas pinceladas a dicha escultura que se fundamenta en lo vallisoletano, centrado en la figura del artista Gregorio Fernández.

Las Cofradías penitenciales en La Mancha de los Austrias, fue expuesto por Miguel Fernando Gómez, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, quien explicó el contraste entre el esplendor de las cofradías manchegas urbanas con la situación de la población en el campo, lo que da lugar a unas imágenes que no incitaban al fervor popular hasta la llegada de Francisco Salzillo.

Manuel Pérez Sánchez, profesor de la Universidad de Murcia, presentó La configuración estética de la procesión en la región de Murcia, aportando sus antecedentes y orientado en la figura del imaginero anteriormente citado, Francisco Salzillo, el configurador de un nuevo modelo de procesión "decimonónica, moderna y rococó", reflejado por ejemplo en la conocida Sagrada Cena, donde también se reflejan los elementos típicos de la huerta murciana.

La imaginería gaditana tuvo un hueco en el congreso de la mano de Lorenzo Alonso quien expuso La escultura en el Cádiz barroco, donde no sólo destacó la influencia sevillana por parte de Francisco de Villegas o Jacinto Pimentel, sino que aportó otros estilos como la escultura genovesa del siglo XVIII.

Y continuando con la escultura andaluza, María Jesús Raya, profesora de la Universidad de Córdoba, habló de Los retablos de Jesús Nazareno en la Diócesis de Córdoba, destacando el interés de su devoción por parte de Fernando III el Santo, y el beato Álvaro de Córdoba.

La representación de Jesús Nazareno caminando hacia el Gólgota se acerca a los fieles en el contexto de la contrarreforma, y hoy se pueden encontrar en capillas como la de San Simón y San Judas de la catedral y la iglesia de San Cayetano en Córdoba, o en localidades como La Rambla, Priego, Lucena o Fernán Núñez, donde también destacan sus tallas unas veces de autores anónimos y otras de artistas reconocidos como Juan de Mesa y Pablo de Rojas.

Finalmente, José Sánchez, de la Universidad de Sevilla, cerró este ciclo con sus propias reflexiones sobre Las cofradías de la Semana Santa de Sevilla hoy. Una Semana Santa "protagonizada por la lluvia y las nuevas construcciones urbanas de la ciudad" afirmó.

Sobre la relación entre la Semana Santa y los medios de comunicación destacó que "muchos de éstos viven gracias a las cofradías", y sobre el turismo indicó que "las cofradías sevillanas han sido declaradas de interés turístico nacional", con el consiguiente impacto en los visitantes. Habló de la influencia en la economía, en la política, en la liturgia, en la participación de las mujeres y en la vida social, criticando respecto a este último punto "el uso de las cofradías para la promoción social de unas personas".

Pero también hizo hincapié en "la gran participación de las cofradías en la acción asistencial y benéfica con un verdadero espíritu cristiano".

Tras esta última ponencia, todos los participantes en el congreso se desplazaron hasta la catedral para participar de la Eucaristía que puso broche final a este encuentro.