Las libertades fuera de Dios terminaron mal

Histórico encuentro de los patriarcas de Milán y de Constantinopla

Milán, (Zenit.org) Abraham Cutipa Galindo | 841 hits

Con motivo del 1700 aniversario de la publicación del Edicto de Milán, ayer miércoles se realizó la Lectio Magistralis "a dos voces" sobre la libertad, entre el patriarca ecuménico Bartolomé y el cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán.

El acto, celebrado en la Sala delle Cariatidi del Palazzo Reale, generó gran expectativa y atención entre las autoridades civiles, militares y el público asistente, quienes conocieron más de cerca la realidad de los cristianos en el Medio oriente y el fenómeno de la libertad religiosa en Europa. También desde Roma, el papa Francisco hizo llegar su saludo en este encuentro, deseando que el testimonio de los cristianos de Oriente y Occidente se difunda en todo el mundo.

“El significado de la libertad bajo diversas perspectivas de la Iglesia Ortodoxa”, así denominó su discurso el patriarca Bartolomé, quien a su vez destacó la importancia para la humanidad del Edicto de Milán, ya que puso fin a la dura persecución contra los cristianos.

“En un mundo pluralista dónde domina la violencia, las ideologías, los intereses y la fragmentación social, así como el constante cambio de opinión de los dirigentes”, explicó Bartolomé, "la verdadera libertad existe cuando se ama y se permanece en Dios".

Fe de cristianos y musulmanes

De acuerdo a las estadisticas, donde se afirma que durante el 2012 más de cien mil cristianos fueron asesinados, y bajo esta perspectiva, el patriarca ecuménico de Constantinopla afirmó que la situación de los cristianos en algunos paises musulmanes se debe mejorar y aceptarse la libertad, tal como sucede en los países cristianos frente a los musulmanes. "Se debe evitar la heridas del pasado", reflexionó.

El patriarca recordó que los movimientos humanos que buscaban la libertad fuera de Dios, terminaron mal, y tuvieron consecuencias desastrosas para la humanidad. Como por ejemplo, la Revolución francesa de 1789, donde en el arco de de dos años murieron más de un millón de personas por la guerra napoleónica. O en el caso de la Revolución de octubre en Rusia, con un millón de víctimas por la persecución stalinista y en los campos de concentración de Siberia.

Libertad religiosa

Por su parte, el cardenal Angelo Scola afirmó que el hombre tiene derecho a la libertad religiosa, de modo que las personas no deben ser obligadas ni por personas individuales, ni por grupos sociales con cualquier pretensión. “Siempre Cristo se dirige a la libertad del hombre”, afirmó el también patriarca de Milán.

En relación a la “verdad”, el cardenal Scola conceptualiza cómo “el tema de la libertad religiosa no implica imponer la verdad, sino más bien aceptar que sea la verdad misma la que sea reconocida como tal”. 

El alto prelado se detuvo también en la actual crisis económica que está golpeando a la sociedad europea, y que como consecuencia está generando hambruna, miseria y violencia. Dada esta realidad, afirma, "es necesario edificar una sociedad respetuosa de la libertad de todos, y entregar a las nuevas generaciones la fe encarnada por los padres".

Otras voces

Con ocasión de la visita del patriarca Bartolomé a Milán, el papa Francisco envió un mensaje donde hace mención a la libertad de religión: “Los cristianos de Oriente y Occidente, apoyados por el espíritu, deben contribuir a la difusión del mensaje de salvación en Europa y en el mundo entero”.

Por su parte, el alcalde de Milán, Giuliano Pisapia, destacó que la población ortodoxa en los últimos diez años creció, y que esta es una manera de ver cómo está ligada Milán con el Medio Oriente en una relación de amistad. Pisapia, desde una óptica clara a la apertura de otras sociedades, observa con aprecio esta mixtura de culturas en Milán.