Las Misioneras de la Unidad cumplen cuarenta años

Entrevista con don Julián García Hernando, su fundador

| 1746 hits

MADRID, lunes, 30 octubre 2006 (ZENIT.org).-El Instituto «Misioneras de la Unidad», de carácter secular dentro de la Iglesia católica, celebra sus primeros 40 años al servicio de la unidad entre los cristianos.



Su finalidad principal es poner en práctica lo que la Iglesia católica enseña sobre el ecumenismo, y difundirlo con todos los medios a su alcance, en sus dimensiones espiritual y pastoral.

Zenit ha entrevistado a don Julián García Hernando, el fundador de este instituto y del Centro Ecuménico de Madrid.

Este sacerdote, nacido en Campaspero (Valladolid), en 1920, de la Hermandad de los Operarios Diocesanos, es Licenciado en Teología y en Historia.

Don Julián es el promotor de los «Encuentros Interconfesionales de El Espinar», que se celebran anualmente en esa localidad segoviana, y los «Encuentros Internacionales e Interconfesionales de Religiosas y Religiosos».

--La fundación de las Misioneras coincide con el Concilio Vaticano II ¿Usted sintió una inspiración especial debida a la conciencia ecuménica de esos años?

--D. Julián García: La puesta en marcha de la fundación sí fue impulso del Concilio Vaticano II, pero ya antes había sentido la llamada por la inspiración del Espíritu Santo, pero el momento no era propicio para dicha fundación.

--¿Cuál es su balance de estos años?

--D. Julián García: Altamente positivos. Después de siglos de separación, estos años han sido una gracia de Dios para su Iglesia.

Por una parte ha habido la puesta en marcha del Secretariado Nacional de Ecumenismo de la Conferencia Episcopal Española a raíz del mismo Vaticano II. Fue muy alabado al ser precisamente España de las primeras en poner en marcha dicho Secretariado. Se han tenido grandes Jornadas de Ecumenismo a nivel nacional con los Delegados de Ecumenismo de diferentes diócesis y también a nivel interconfesional.

Hay un Comité Cristianos Interconfesional. Fueron años de abrir caminos y el Comité nos ayudó muchísimo y conseguimos bastantes metas que estaban cerradas. Contribuimos a la libertad religiosa en España, y a los conflictos que se presentaban con la objeción de conciencia. El tema de los Cementerios tuvo bastantes luchas… etc.

Se han realizado en España reuniones a nivel internacional, como «Fe y Constitución» del Consejo Mundial de las Iglesias que se celebró en Santiago de Compostela.

Siguen los Encuentros Interconfesionales de Religiosas en diferentes comunidades confesionales y países.

Y quisiera recordar las oraciones interconfesionales, estudios ecuménicos, reuniones de diferentes credos que tenemos en el Centro Ecuménico de Madrid… y tantas otras iniciativas.

--¿Han hecho alguna celebración especial para conmemorar estos 40 años?

--D. Julián García: Lo más relevante ha sido la organizamos a nivel de Centro Ecuménico un Congreso sobre el documento «Unitatis Redintegratio» con ponentes de las diferentes Universidades de España y un miembro del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad entre los Cristianos.

A nivel de la geografía mundial tan solo que sepamos, se celebró un acontecimiento tan importante en Roma y España-Madrid. Tuvo un gran éxito entre los asistentes y después han sido editadas las actas del mismo.

--¿Qué opinión le merece el empeño ecuménico de Benedicto XVI?

--D. Julián García: Se le recibió en algunos ambientes acatólicos con cierto recelo, que fueron inmediatamente superados. Es pronto para tener una opinión exacta.

Más datos sobre las Misioneras de la Unidad y las actividades del Centro Ecuménico en http://www.centroecumenico.org