Las niñas a clase. Una cuestión de justicia

Presentado un informe de la fundación Entreculturas

| 1339 hits

MADRID, martes 15 noviembre 2011 (ZENIT.org).- Un total de 67 millones de menores están sin escolarizar en la actualidad. El 53% son niñas. La fundación Entreculturas, impulsada por la Compañía de Jesús, presentó el informe “Las niñas a clase”, que analiza la situación que viven millones de niñas y mujeres al no poder acceder a la educación.

Rosa María Mujica, que trabaja en el Instituto de Educación en Derechos Humanos y la Paz (IPEDEHP) de Perú, y Roxana Quispe, una campesina que ha conseguido alfabetizarse, presentaron este estudio que demuestra que la voluntad política y social es necesaria para conseguir la paridad.

En la mayoría de los países africanos, menos de un tercio de los estudiantes universitarios son mujeres. A pesar de los objetivos del milenio y todos los acuerdos internacionales firmados, 69 países del mundo no hay logrado la paridad de género en educación.

Para lograr que todos y todas las niñas en edad de educación primaria pudieran ir al colegio, se necesitarían casi dos millones de docentes más, la mitad de ellos en el África Subsahariana.

El informe Las niñas a clase. Una cuestión de justicia analiza la situación de las niñas y las mujeres en la educación y ofrece una serie de propuestas que los gobiernos y los organismos internacionales deberían llevar a cabo para acabar con esta injusticia.

Muestra como modelo un estudio de caso en las escuelas rurales de Quispicanchi, en Perú. “Las mujeres nos decían que no querían ser mujeres porque se sufría mucho”, explica Rosa María Mujica, del Instituto de Educación en Derechos Humanos y la Paz (IPEDEHP), que presentó el informe junto a Roxana Quispe, una líder campesina que ha participado en el proyecto. Roxana es un ejemplo de todo lo que se puede llegar a conseguir a través de la educación.

“¡Qué diferencia de cuando comenzamos la intervención, cuando la gran mayoría de las niñas no hablaba, se tapaba la carita con la manga de la chaqueta y cuando hablaban, lo hacían en susurros mirando al suelo!”, explican en el estudio los docentes de Quispicanchi. Las niñas en sexto grado de esta región han pasado en la última década de ser sólo el 39% de los estudiantes al 50%.

La fundación Entreculturas, junto con la obra Fe y Alegría –también creación de un jesuita--, la contraparte en Perú, con quien trabaja el Instituto de Educación en Derechos Humanos y la Paz (IPEDEHP), considera que la educación juega un papel fundamental, ya que puede perpetuar la desigualdad o ser una importante herramienta de cambio para la construcción de una sociedad justa.

A través de este informe, Entreculturas exige reformas legislativas y políticas que aseguren el avance en la educación de las niñas y su protección en las escuelas.

Denuncia que los estados no destinen al menos el 6% del PIB a educación y demanda a la Cooperación española asignar al menos el 8% de su Ayuda Oficial al Desarrollo a educación básica, tal y como señala la Proposición No de Ley de 2008 y el Plan Director de la Cooperación Española 2008-2012.

Este domingo 20 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Infancia, y por ello la fundación hace especial hincapié en el derecho de las niñas a acceder a la escuela.

“La educación empieza desde la casa. Si no hay educación en la casa, es difícil que la haya fuera”, explicó Roxana para quien la escuela no sólo le ha enseñado a sumar y a restar, sino que ha cambiado completamente su relación con su familia.

“Me siento más libre para jugar con mis hijos, para darles a cariño a ellos y a mi marido, y a no tener miedo de mostrarlo en público”, añade.

Para ver el informe completo: http://www.entreculturas.org/publicaciones/estudios_informes/las_ninas_a_clas.e

Vídeo de presentación: http://www.youtube.com/watch?v=tPWj4iWDILs&feature=youtu.b.e