Las personas con minusvalía también pueden cambiar el mundo

Una iniciativa del movimiento «Los Amigos» de la Comunidad de San Egidio

| 1596 hits

ROMA, viernes, 16 noviembre 2007 (ZENIT.org).- Las personas con minusvalía deben saber que no están condenadas a una vida de soledad sino que pueden contribuir a cambiar el mundo, afirma Stefano Capparucci, miembro de la Comunidad de San Egidio.



Capparucci describe la filosofía que está detrás del movimiento «Los Amigos» de la Comunidad, que busca encontrar modos para usar lo mejor posible los talentos y los dones de las personas con discapacidad.

«Deseamos que las personas con discapacidad sepan que su limitación no es tan importante como para impedirles ayudar a los demás», dice a Zenit.

Esta semana, el movimiento «Los Amigos» promueve la segunda muestra anual «Niños del Mundo. El Mundo de los Niños. Obras de artistas con discapacidad», en el barrio romano del Trastevere.

La muestra, abierta hasta el 18 de noviembre, presenta la obra de 330 artistas, de doce estudios de Roma, y está patrocinada por la Ciudad de Roma y por numerosas organizaciones, museos y entidades comerciales.

«Algunos artistas no pueden hablar, pero saben comunicar el propio mundo a través de sus pinturas», explicó Capparucci.

Los cuadros, enmarcados artísticamente, tocan temas como África, el nacimiento de Cristo o la familia. Van de lo abstracto a los géneros más tradicionales, incluido un icono clásico de la Virgen con el Niño.
Las obras están en venta y lo recabado se entregará directamente al proyecto DREAM («Drug Resources Enhancement against AIDS and Malnutrition») de San Egidio, para la lucha contra el sida y la desnutrición en África.

Otra iniciativa del movimiento «Los Amigos» es el «Restaurante de los Amigos».

En pleno Trastevere, el restaurante es una oportunidad para las personas con minusvalía porque da trabajo como staff de apoyo y expone todo el año los cuadros de artistas con minusvalía.

El staff del restaurante es completamente voluntario. Sólo los cocineros y los empleados con minusvalía reciben un estipendio. También en este caso, los beneficios van todos al programa DREAM.

El Movimiento «Los Amigos», subrayó Capparucci, no quiere sólo ayudar a las personas con minusvalía: «da también explicaciones a la gente que tiene un poco de miedo del mundo de la discapacidad. No es un mundo de tristeza sino de gran alegría».