Le dimensión espiritual de los ciudadanos europeos

Encuentro entre instituciones políticas y comunidades religiosas sobre ciudadanía

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 620 hits

Representantes de instituciones políticas y de varias comunidades religiosas se han reunido en la sede la Comisión Europea en Bruselas el 30 de mayo, en un encuentro para hablar sobre el rol tan importante que las comunidades religiosas están llamadas a cumplir en el camino de la consolidación de las instituciones y del bien común de la sociedad, a través de la promoción del positivismo de la integración comunitaria.

En el encuentro han participado representantes del varias confesiones cristianas, del Islam, del judaísmo y del hinduismo. Por parte de la Iglesia católica estuvieron presentes delegados de la Comisión de los episcopados de las Comunidades europeas (Comece). La agencia SIR informa que con la iniciativa se ha dado la ocasión para un amplio intercambio de visiones sobre temas de actualidad: de la crisis a las situaciones de pobreza difundidas en todos los países, de la necesidad de construir puentes entre los pueblos a la apertura de la Unión Europea hacia los países cercanos y el resto del mundo.

Otros temas abordados han sido los valores inspiradores de Europa, los derechos fundamentales, las raíces históricas y religiosas del continente, el respeto por la libertad de fe en Europa y más allá de sus confines, la discriminación religiosa; además de tratar también argumentos de atención prioritaria como los jóvenes, los trabajadores y las familias que están sufriendo los efectos más duros de la crisis económica.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, explicó que "Mientras estemos comprometidos por hacer salir a Europa de la crisis económica, resulta claro que es necesario afrontar otro desafío: la crisis de confianza y de valores" que atraviesa el contiene. Además, añadió que "la participación de las comunidades religiosas es indispensable para el éxito de este objetivo" que pasa también por el "situar a los ciudadanos en el corazón del proyecto europeo".

Por su parte, Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo señaló que las múltiples perspectivas ofrecidas por los representantes de las comunidades y de las diferentes creencias religiosas "son de ayuda para construir el proyecto europeo".

También intervino Patrick Daly, secretario general de la Comece, subrayando que "la Iglesia católica sostiene el proyecto europeo" y "está implicada en su realización". Recordó que, como comentó el cardenal Marx, presidente de la Comece, durante el encuentro de la Comece con el santo padre Francisco "tenemos la tarea de transmitir una idea positiva de integración europea, promoviéndola en los fieles y los ciudadanos de Europa".

Un comunicado de la Comece informa que los obispos representantes de esta institución reiteraron el rol histórico, cultural y espiritual del cristianismo en la construcción de la Europa de hoy y de la noción moderna de ciudadanía. "La característica más importante es que en una concepción cristiana de la ciudadanía, los deberes deben equilibrarse con los derechos, nuestros derechos deben estar vinculados con las responsabilidades cívicas. De hecho, el cristiano debe pensar primero en los deberes y responsabilidades, y debe tratar de crear una sociedad que sea acogedora, abierta y particularmente sensible a las personas cuyos derechos no están siendo plenamente respetados o que, a pesar de vivir en medio de nosotros, no disfrutan de ninguno de los privilegios de ciudadanía que damos por hecho. Este desafío a la conciencia cristiana es aún más urgente en el actual momento de crisis socio-económica, así como la necesidad de inyectar el concepto de ciudadanía con su dimensión espiritual propia, esencial para que Europa pueda encontrar su "alma".