Lex et religio en la Antigüedad Tardía

XL Encuentro sobre la antigüedad cristiana en el Instituto Patrístico Agustinianum

| 1101 hits

ROMA, jueves 10 mayo 2012 (ZENIT.org).- Se abrió este jueves, bajo la presidencia del cardenal Prosper Grech el XL Encuentro de estudiosos de la antigüedad cristiana en el Instituto Patrístico Agustinianum, que este año tiene como tema “Lex et religio en la Antigüedad Tardía”.

Explica el padre Vittorino Grossi, responsable científico de las publicaciones del Instituto: “los encuentros del Agustinianum reúnen anualmente a más de doscientos estudiosos de cristianística provenientes de ateneos eclesiásticos y civiles de toda Europa, en especial de los ateneos italiano. Son encuentros interdisciplinares sobre el cristianismo antiguo, privilegiando un tema particular, este año el ámbito jurídico de la legislación imperial romana en contacto con las fuentes y la tradición de la religión cristiana”.

El título del encuentro se inspira en una frase de Cicerón (Pro Cluentio 58,159), a la cuales atribuye un significado diferente respecto a la intención ciceroniana, también teniendo presentes las cambiadas condiciones políticas, sociales, y religiosas que se crearon a partir del siglo IV. Orosio, a principios del siglo V, escribía ubique patria, ubique lex et religio mea est (Orosio 5,2,2). Se constata en este caso una permanencia lingüística y un cambio semántico de los términos: el término lex asume ahora también otros significados (es. lex christiana; Christus legem dat), como también religio. Otro tanto sucede en la legislación religiosa, en cuanto que según la antigua tradición romana, que mutando permanece, las leges deben regular el culto como presupuesto de la identidad romana de los cives. Con el cristianismo, la ley imperial no se 'divorcia' de la religión, que en algún modo queda como parte del ius publicum (se refiere al populus) y la intervención legislativa por tanto se justifica plenamente. Ahora la lex concierne no sólo a la religio lícita o ilícita sino también a la religio verdadera (o católica u ortodoxa), creando así nuevas relaciones entre imperio y cristianismo, aún naciendo aquella distinción entre imperium y sacerdotium destinada a permanecer y marcar muchas etapas de la historia del cristianismo en siglos siguientes.

“El tema elegido por el comité organizador, como era previsible y, añadiría con satisfacción, como es tradición, ha suscitado por parte de la comunidad científica internacional un número muy alto de adhesiones y de propuestas de intervención, todas caracterizadas de una profunda relevancia para la comprensión de las intersecciones entre aspectos jurídicos y religiosos”, subraya el director del Agustinianum, padre Robert Dodaro.

Los ponentes que intervendrán este año provienen de once países además de Italia: Australia, España, Francia, Brasil, Grecia, Polonia, Alemania, Croacia, Hungría, Canadá y Estados Unidos.

Antes del inicio de los trabajos, el prior general de la Orden de San Agustín, padre Robert F. Prevost, bendecirá el Aula Magna, fruto de los trabajos de restauración del Instituto. A la bendición seguirá la ejecución de tres piezas por parte de los pueri cantores de la Escolanía del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial, dirigidos por el maestro padre Pedro Alberto Sánchez.

Para saber más: http://augustinians.net.

FaceBook: http://www.facebook.com/pages/Curia-Generalizia-Agostiniana/276005605797549.

YouTube: http://www.youtube.com/user/CuriaGenAgostiniana.