Líderes cristianos de varias confesiones firman un “pacto de amor mutuo”

30° Congreso de Obispos de distintas Iglesias amigos de los Focolares

| 1691 hits

LONDRES, lunes 12 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- 31 obispos de 15 iglesias diferentes y de 18 países sellaron un “Pacto de amor recíproco” con el que se comprometieron a amarse los unos a los otros como Jesús, hasta dar la propia vida, por encima de todas las divisiones del pasado.

Lo hicieron en el 30° encuentro ecuménico de obispos amigos de los Focolares celebrado del 6 al 12 de septiembre en el Focolare Centre for unity de la ciudad de Welwyn Garden City, situada a unos 40 kilómetros de Londres.

El tema de esta edición fue La Palabra de Dios y su fuerza transformadora, informó el Movimiento de los Focolares a través de un comunicado.

Invitados por el arzobispo emérito de Praga, el cardenal Miloslav Vlk, los obispos –anglicanos, ortodoxos, evangélico luteranos, siro ortodoxos, metodistas y católicos romanos- se interrogaron sobre su misión y sobre la eficacia de su acción pastoral.

Abordaron las actuales dificultades, en las sociedades occidentales, pero también en otras partes del mundo, de transmitir y hacer acoger el mensaje evangélico.

Y lo hicieron “a partir de la luz y de la fuerza que emana de la Palabra de Dios, origen de la Iglesia de Cristo en sus varias expresiones, que también hoy puede dar nuevo vigor y fuerza de irradiación”.

Durante el congreso, los obispos visitaron lugares simbólicos del anglicanismo como el Lambeth Palace, la sede del Primado de la Iglesia de Inglaterra Rowan Williams, quien acogió a todos los participantes.

Así mismo visitaron el santuario de San Alban, donde se conservan las reliquias del primer mártir inglés, y la catedral de Westminster, donde tuvo lugar un encuentro con el arzobispo católico Vincent Nichols.

La presidente del Movimiento de los Focolares, Maria Voce, intervino durante el encuentro y subrayó el efecto de la vida de la Palabra, en el origen del Movimiento y de su espiritualidad ecuménica.

Recordó que la espiritualidad de los Focolares nació a partir del Evangelio leído a la luz de una vela en un oscuro sótano por Chiara y sus primeras compañeras durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

“El sótano oscuro de hoy –explicó María Voce- es el mundo con sus desafíos e interrogantes. La Verdad muchas veces es sustituida por muchas verdades, prevalecen los intereses económicos, el núcleo familiar pareciera no tener ya significado”.

“El sótano oscuro nos interpela a todos para que no tengamos otra cosa que el Evangelio. Es a partir de allí que tenemos que empezar para re-evangelizarnos a nosotros mismos y, después, a la humanidad que nos rodea”, continuó.

Citó a Martin Lutero, quien escribió que “al alma le puede faltar todo menos la Palabra de Dios”.

Y destacó la importancia del documento Caminos hacia la comunión, redactado por la Iglesia católica y la Federación Luterana Mundial como “un paso indispensable hacia la plena unidad”.

Los asistentes también profundizaron en el conocimiento de la Iglesia de Inglaterra, a través del estudio del documento The anglican communion covenant, preparado por un grupo de teólogos anglicanos.

En el texto se propone un pacto para sostener la comunión y un acuerdo vinculante para las Iglesias de la comunión anglicana que compromete a 44 iglesias anglicanas autónomas a reconocer principios comunes.

Según los Focolares, “será un importante instrumento de comunión, que puede representar un vínculo también para las Iglesias no anglicanas. La adhesión será siempre libre y no están previstas sanciones jurídicas para quien cambie de idea”.

El viernes 9 de septiembre, el Movimiento de los Focolares de Gran Bretaña invitó a los líderes de las varias Iglesias.

Según el programa, se presentó la experiencia de comunión fraternal vivida por obispos de las distintas Iglesias cristianas, junto a la perspectiva de una unidad cada vez más profunda y amistosa entre los responsables.

Los encuentros de obispos amigos de los Focolares se celebran de manera itinerante desde hace 30 años.