Limitaciones a la libertad religiosa

Por monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de Las Casas

| 1461 hits

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, sábado, 1 de noviembre de 2008 (ZENIT.org).- Publicamos el artículo que ha escrito monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de Las Casas, sobre las "Limitaciones a la libertad religiosa".

* * *



VER


La asociación alemana "Ayuda a la Iglesia Necesitada" presentó su "Informe sobre la libertad religiosa en el mundo 2008", en que hace una lista de países donde hay diversos obstáculos a dicha libertad, y entre ellos incluye a México. Se dice que "sin libertad religiosa no hay democracia ni paz en el mundo".

Países donde hay episodios de represión legal: China, Cuba e Irán. En China, "el temor a abrirse a la libertad de culto coincide con el temor a dejar espacio a otras libertades". Lo mismo podemos afirmar de Cuba.

Países con graves limitaciones a la libertad religiosa: China, Cuba, Corea del Norte, Irán, Nigeria, Birmania, Laos, Arabia Saudí, Pakistán y Sudán.

Países donde empeora la situación: La India, a pesar de que la Constitución reconoce la libertad religiosa. En Irak, donde miles de familias cristianas han tenido que abandonar Mosul, a causa de las persecuciones. Se abrogó el artículo que en parte garantizaba la libertad religiosa.

Países con limitaciones legales a la libertad religiosa: Afganistán, Argelia, Bahrein, Bangladesh, Bielorrusia, Bolivia, Egipto, Eritrea, Israel, Territorios Palestinos y México.

JUZGAR

Al visitar el Papa Benedicto XVI al Presidente de la República Italiana, dijo: "La Iglesia no ambiciona poder, ni pretende privilegios, ni aspira a posiciones de ventaja económica o social. Su único objetivo es servir al hombre, inspirándose, como norma suprema de conducta, en las palabras y el ejemplo de Jesucristo, que pasó haciendo el bien. Para cumplir su misión, la Iglesia debe poder gozar, por doquier y siempre, del derecho de libertad religiosa, considerado en toda su amplitud. No se puede limitar la plena garantía de la libertad religiosa al libre ejercicio del culto, sino que se ha de tener en la debida consideración la dimensión pública de la religión y, por tanto, la posibilidad de que los creyentes contribuyan a la construcción del orden social... Los miembros de la Iglesia esperan que se les reconozca la libertad de no traicionar su propia conciencia iluminada por el Evangelio" (4 octubre 2008).


ACTUAR


Los senadores y los diputados federales han dado un buen ejemplo, con motivo de las reformas petroleras, de que sí es posible avanzar en la modernización de las leyes en nuestro país. Con esta confianza, solicitamos a los legisladores que analicen posibles avances legales sobre libertad religiosa. En la reforma constitucional de 1992, se dieron pasos muy importantes; sin embargo, aún quedan varias limitaciones.

Entre otros asuntos, falta libertad religiosa para que los clérigos podamos emitir criterios éticos sobre candidatos, partidos o asociaciones políticas, pues se catalogan como proselitismo, prohibido por el artículo 130 y las leyes secundarias. Por ejemplo, si decimos que un católico no puede apoyar con su voto a quienes alientan el aborto, promueven liberalizar las drogas, u homologar con el matrimonio la unión entre homosexuales, se nos condena y se nos amenaza con castigos legales. Estamos convencidos de que no debemos hacer campañas partidistas, pero no podemos dejar de difundir el Evangelio, que ilumina y norma la vida política. Cualquiera puede hablar, menos nosotros, a pesar de que los artículos 6 y 7 constitucionales reconocen este derecho a todos los mexicanos.

El artículo 31 del Reglamento de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, reconoce que no necesitamos permiso para "programas informativos o de opinión sobre aspectos en materia de asuntos religiosos"; sin embargo, el artículo 16 de dicha Ley nos impide "poseer o administrar concesiones para la explotación de estaciones de radio, televisión o cualquier tipo de telecomunicación", así como "adquirir, poseer o administrar cualquiera de los medios de comunicación masiva". Es una limitación que viola nuestros derechos, y que da lugar tantas emisoras "piratas" no católicas por todas partes, sobre todo en Chiapas.

Señores legisladores: Comparen legislaciones y verán el atraso en que nos tienen, en cuanto a libertad religiosa. No tengan miedo y México avanzará.


+ Felipe Arizmendi Esquivel
Obispo de San Cristóbal de Las Casas