Lisboa capital mundial del diálogo interreligioso por una semana

Comienza el XIII Encuentro «Hombres y religiones»

| 849 hits

LISBOA, 24 sep (ZENIT.org).- Desde la desembocadura del río Tajo, desde donde salían los barcos de los exploradores y misioneros portugueses rumbo a las Indias, la Comunidad de San Egidio relanzó hoy el desafío del diálogo entre las religiones y culturas en el XIII Encuentro «Hombres y religiones».



Por este motivo, la edición de este año lleva por tema «Océanos de paz». De hecho, desde aquí se ve ese océano, el Atlántico, al que se asoma Lisboa, que ha acogido a los más de mil líderes religiosos, culturales y políticos que participan en el encuentro.

Es particularmente representativa la presencia africana, pues participarán los presidentes de Senegal, Benín, Gambia, Cabo Verde y Guinea Bissau.

La cita tendrá connotaciones ecuménicas importantes. Se espera la participación de patriarcas, cardenales, metropolitas y obispos de varias confesiones cristianas. No hay que olvidar que un encuentro como este, celebrado hace dos años en Bucarest, fue decisivo para que se abrieran las puertas de Rumanía a Juan Pablo II. Fue el primer país ortodoxo que ha recibido la visita de un pontífice.

Entre los representantes de otras religiones, cabe señalar los nombres del secretario general de la Liga islámica y el jefe sefardí de Israel.

El encuentro fue inaugurado en la tarde de hoy, en el Centro cultural de Belèm, por el patriarca de Lisboa, el arzobispo José da Cruz Policarpo y el presidente portugués, Jorge Fernando Branco de Sampaio. Estuvo también presente el primer ministro italiano Giuliano Amato.

En la mañana tuvo lugar la liturgia eucarística que se celebró en el Monasterio de los Jerónimos en el que, según la tradición, se recogió en oración Vasco de Gama antes de comenzar su expedición a las Indias. Desde aquí, en estos próximos días, la Comunidad de San Egidio espera hacer zarpar palabras y gestos de paz, capaces de conquistar también los océanos y los pueblos.

La Comunidad de Sant´Egidio nació en Roma en 1968, a la luz del Concilio Vaticano II. Hoy es un movimiento de laicos al que pertenecen más de 30.000 personas, comprometido en la evangelización y en la caridad en Roma, en Italia y en más de 35 países de diferentes continentes. Es una «Asociación pública de laicos de la Iglesia». Las diferentes comunidades dispersas por el mundo comparten la misma espiritualidad y los mismos pilares que caracterizan el camino de San Egidio. Ha desempeñado una labor decisiva, entre otros, en los proceso de paz de Mozambique y Guatemala. Para más información, puede consultar la página web http://www.santegidio.org