Llamamiento del Papa tras los sangrientos enfrentamientos de Nigeria

“La violencia no resuelve los conflictos”

| 2015 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 10 de marzo de 2010 (ZENIT.org).- “Una vez más repito con ánimo dolorido, que la violencia no resuelve los conflictos, sino que sólo acrecienta sus trágicas consecuencias”.

Así lo manifestó el Papa Benedicto XVI en un llamamiento en el que condenó la “atroz violencia” que “ensangrienta a Nigeria”, hoy durante la Audiencia General, una violencia que “no se ha detenido siquiera ante niños indefensos”.

“Hago un llamamiento a cuantos en el país tienen responsabilidades civiles y religiosas, para que trabajen para la seguridad y la convivencia pacífica de toda la población”, afirmó el Pontífice.

El Papa pidió especialmente a los cristianos que den en estos momentos un testimonio de reconciliación.

“Expreso, finalmente, mi cercanía a los pastores y a los fieles nigerianos y rezo para que, fuertes y firmes en la esperanza, sean auténticos testigos de reconciliación”, concluyó finalmente.

El 7 de marzo pasado, algunos pastores nómadas de etnia fulani y de religión musulmana atacaron las localidades de Dogo Nahawa, Ratsat y Zot, situadas en las inmediaciones de la capital, masacrando a sus habitantes, que son mayoritariamente de etnia berom y religión cristiana.

Según algunas fuentes, los violentos enfrentamientos han provocado en el Estado nigeriano de Plateau entre 200 y 500 víctimas, entre las cuales mujeres y niños, mientras que muchos han quedado mutilados. El Jefe de la policía estatal de Nigeria, Ikechukwu Aduba, ha afirmado en cambio que la masacre de Jos habría costado la vida a 109 personas.

Ya en enero pasado, más de 300 personas murieron en tres días de enfrentamientos entre grupos musulmanes y cristianos en Jos.