Lombardi: " Fue una experiencia extraordinaria de entusiasmo de los jóvenes"

Conferencia de prensa del portavoz del vaticano en el día de la llegada del papa a Brasil

Río de Janeiro, (Zenit.org) Thácio Lincon Soares de Siqueira | 1091 hits

El papa está muy feliz por la forma en que Río y Brasil mostraron su alegría por su llegada aquí, dijo ayer el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, durante la primera rueda de prensa de la Jornada Mundial de la Juventud.

El portavoz del Vaticano habló sobre lo acontencido durante el recorrido en coche desde el aeropuerto hasta el Palacio de Guanabara. "La impresión fue muy buena. Fue una experiencia extraordinaria del entusiasmo de los jóvenes", dijo.

El secretario del Papa - afirmó el portavoz - "me dijo que el papa estaba siempre sonriente y muy feliz", aunque confió en que el secretario tuvo miedo en algunos momentos. Especialmente cuando se equivocaron de camino "y ahí hubo un momento de un poco de dificultad". La preocupación "es que el entusiasmo era tan grande que era difícil de controlar", pero no hubo miedo ni preocupación, dijo Lombardi.

La última parte del itinerario del papa - dijo el padre Lombardi - se utilizó el helicóptero por una decisión de las autoridades brasileñas, debido a las manifestaciones en torno el Palacio de Guanabara.

Sin embargo, aseguró que el viaje del papa "fue maravilloso y muy tranquilo". Y se reunió con los periodistas en un encuentro muy personal y amable, en el que trató  principalmente dos puntos.

"El papa explicó su punto de vista sobre la JMJ", que es "ver a la juventud no como algo separado, sino que los jóvenes siempre deben verse en un contexto más amplio de la sociedad." Y en este contexto, el papa habló de los jóvenes y los ancianos. "Los jóvenes tienen la fuerza y ​​los ancianos tienen sabiduría. Hay que separar las diferentes partes de la sociedad, pero necesitamos ambas. Los jóvenes tienen que ser vistos en el conjunto de la sociedad, dijo el papa a los periodistas.

El segundo punto al hablar con los periodistas, dijo el portavoz del Vaticano, fue contra la cultura del descarte y en favor de una cultura de la inclusión y del encuentro, tratando especialmente la falta de empleo para los jóvenes y la necesidad de su pleno desarrollo. El papa pidió ayuda a los periodistas porque vino a dar su mensaje, y sin los periodistas, su misión será parcial, dijo el portavoz.

También señaló el padre Lombardi que "el viaje fue muy tranquilo, pero muy activo. El papa tiene mucha energía. Casi nunca descansa. Es increíble."

Al hablar sobre el discurso ante la presidenta en el Palacio de Guanabara, el portavoz del Vaticano, destacó el hecho de que el papa ha expresado su preocupación por Brasil y por los jóvenes. Fue un discurso dirigido a los jóvenes brasileños y latinoamericanos.

El padre Lombardi relató el encuentro personal que tuvo lugar en el Palacio Guanabara y dijo que los puntos principales de la conversación fueron que "la presidenta quedó muy impresionada por el discurso del papa en Lampedusa", discurso pronunciado hace unos días, cuando el papa habló de la fuerte acogida de los refugiados. Otros puntos fueron: el tema de la cultura del encuentro, la inclusión laboral de los jóvenes, y por último, el deseo de la presidente de que esta visita ayude a fomentar la fe católica en Brasil.

Respondiendo a la pregunta de una periodista sobre la visita del papa a Aparecida, el padre Lombardi dijo que el Papa tiene una gran devoción a María y eso fue exactamente su primer deseo cuando fue confirmado el viaje a Río de Janeiro. "Dijo expresamente al organizador de la programación -, dijo el portavoz del Vaticano - que tenía que poner en la agenda un viaje a Aparecida". Y tomó uno de los dos días de descanso previstos en el programa inicial de Benedicto XVI para poner esta visita a Aparecida.