Los 40 años de la Comunidad del Emmanuel

Entrevista con los fundadores del movimiento en Brasil

| 1388 hits

Por María Martha Novaes dos Santos*

BRASILIA, martes 28 agosto 2012 (ZENIT.org).- José Mario y Suzana Brasiliense Carneiro, casados desde hace 15 años, son miembros de la Comunidad del Emmanuel. José Mario, cuando aún era soltero, conoció el movimiento en Austria y a su retorno a Brasil lanzó el movimiento en São Paulo.

Ambos cónyuges han participado en el Retiro Internacional de la Comunidad, que se llevó a cabo del 11 al 15 de agosto de este año en Paray-Le-Monial en Francia, como acto final del jubileo inaugurado el 25 de marzo de 2011. El evento contó con la participación de 4.000 miembros de más de 60 países donde tienen una presencia.

La Comunidad del Emmanuel acaba de celebrar su aniversario. ¿Cuándo y cómo empezó?

--Mario y Suzana Brasiliense: La Comunidad del Emmanuel fue fundada en París en 1972 por Martine Catta, estudiante de medicina, y Pierre Goursat, crítico de cine, que habían experimentado el derramamiento del Espíritu Santo en la Renovación Carismática Católica. Para ambos, esta experiencia fue la respuesta de Dios a su pueblo que estaba experimentando un período de frialdad espiritual. Con más de 9.000 miembros, la Comunidad del Emmanuel es ahora uno de los mayores promotores del crecimiento de la Iglesia en Francia.

¿Qué han celebrado ahora en Francia?

--Mario y Suzana Brasiliense: El Jubileo se ha celebrado por el 40 aniversario de la fundación de la Comunidad y a los 20 años de la muerte de Pierre Goursat, cuya causa de beatificación se inició el año pasado. Se celebra también el 30 aniversario de ‘Fidesco’ (Fe y Cooperación), una organización de la Comunidad dedicada a la difusión de la fe, y los 20 años del primer reconocimiento por la Santa Sede a Emmanuel como una asociación de fieles. También celebramos los 30 años de las primeras consagraciones al celibato.

¿En cuáles otros países hay una presencia de la Comunidad?

--Mario y Suzana Brasiliense: El movimiento está presente en Europa (Francia, Bélgica, Holanda, Portugal, Alemania, Rumania, Polonia, Eslovenia), pero también en África (Ruanda, Camerún, Angola, Cabo Verde, Costa de Marfil), Asia (China, Japón , India, Filipinas, Vietnam e Indonesia), América (Brasil, Canadá, Estados Unidos, Colombia, Perú, Nicaragua, Haití, Chile) y Oceanía (Australia).

¿Cómo se puede definir el carisma de la Comunidad? ¿Cuál es su esencia?

--Mario y Suzana Brasiliense: Todos los miembros de la Comunidad del Emmanuel, independientemente de su estado de vida, buscan la fuerza en Dios, especialmente en la adoración eucarística que nos permite experimentar el amor de Dios. Este amor nos impulsa a amar a la gente, especialmente a los que más sufren; esta es la compasión. La compasión nos ayuda a descubrir la urgencia de la evangelización, porque el amor de Dios permite ver que no hay pobreza más grande que no conocer a Cristo y su amor por cada ser humano. Con el apoyo de este trípode programático --adoración, compasión, evangelización--, tratamos de transformar la vida en un constante testimonio de Cristo, tanto a nivel individual –según la capacidad de cada uno--, como en comunidad.

¿Por qué se eligió Francia para la Cumbre Mundial?

--Mario y Suzana Brasiliense: La reunión se llevó a cabo en Paray-Le-Monial, el hogar espiritual de la Comunidad del Emmanuel. En este santuario, hace unos 300 años, santa Margarita María Alacoque tuvo una visión de Jesús, promoviendo una especial devoción a su Sagrado Corazón. El santuario de Paray-le-Monial ha sido confiado a la Comunidad, que promueve encuentros abiertos durante el verano, dando la bienvenida alrededor de 300.000 peregrinos al año.

¿Cuál fue el tema de esta reunión?

--Mario y Suzana Brasiliense: El encuentro internacional se dirigió a los principales puntos del carisma de la Comunidad del Emmanuel, de tal manera que cada miembro pudiese ser renovado por la gracia fundacional del movimiento. El programa incluyó conferencias y talleres dirigidos por miembros de la Comunidad e invitados de diversos países, entre ellos el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos del Vaticano, y el cardenal Jean-Pierre Ricard, expresidente de la Conferencia Episcopal de Francia. Este último dio una conferencia sobre el tema ¿Qué espera la Iglesia de nosotros? Otra conferencia fue dedicada al tema de la pobreza y de la humildad, como clave para la evangelización, que fue dada por el padre Rafael Fornasier, miembro de la Comunidad del Emmanuel y consultor de la Comisión de Vida y Familia de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil.

¿Qué contribución podrá hacer la Comunidad al Año de la Fe?

--Mario y Suzana Brasiliense: El moderador de la Comunidad del Emmanuel, Laurent Landete, nos habló del Año de la Fe. Hizo un llamado a todos los miembros a vivir la gracia de la Comunidad con fidelidad, a fin de que, alimentados y renovados por el Emmanuel, cada uno --individualmente y en comunidad--, podamos continuar satisfaciendo las necesidades de la Iglesia, de acuerdo con los requerimientos de sus obispos. En este contexto, todos los miembros de la comunidad están invitados a recordar la fundación de la Comunidad, así como a celebrar con alegría lo que experimentamos hoy, y mirar con esperanza al Año de la Fe y las próximas décadas por venir.

*Martha María Novaes dos Santos es laica consagrada y miembro de la Comunidad del Emmanuel desde 1996. Trabaja como pedagoga y tiene formación periodística.

(Trad.: JAVV)

Para saber más: es.emmanuel.info/