''Los 50 años de la 'Pacem in Terris' un incentivo para comprometerse más''

La Fundación Papal financia obras católicas en diversos países del mundo

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1157 hits

El papa Francisco recibió hoy, en la Sala Clementina del Vaticano, a unos 120 miembros de la Papal Foundation, durante la visita anual que ellos realizan.

En la audiencia les recordó: “Hoy se cumplen los cincuenta años de la encíclica Pacem in Terris, de Juan XXIII, y pidió que este aniversario "sea un incentivo para comprometerse siempre más en promover la reconciliación y la paz a todos los niveles".

La Pacem in Terris es la última encíclica de las ocho escritas por Juan XXIII, publicada poco antes de fallecer y poco después de la crisis de los misiles en Cuba. Es una profunda reflexión sobre las condiciones que han de imperar para que haya una verdadera paz en el mundo: como la centralidad de la persona, inviolable en sus derechos, lo universal del bien común, el fundamento moral de la política y la fuerza de la razón y el faro de la fe.

La Papal Foundation es una asociación católica estadounidense, instituida en Filadelfia, Estados Unidos, en 1990, por el fallecido cardenal John Krol, que financia las necesidades de la Iglesia en el mundo. Ha ya donado 85 millones de dólares para la construcción de iglesias, hospitales, escuelas, seminarios y otros a favor de los pobres. El año pasado financió en Argentina la construcción de un convento carmelita.

"En los veinticinco años transcurridos desde la creación de la Fundación –afirmó Francisco- vosotros y vuestros afiliados habéis ayudado al sucesor de Pedro, sosteniendo muchas obras de apostolado y de caridad especialmente cercanas a su corazón”.

“En estos años --prosiguió el papa- habéis contribuido de manera significativa al crecimiento de muchas Iglesias particulares de los países en vías de desarrollo ayudando, entre otras cosas, a la formación del clero y de los religiosos, ofreciendo ayuda, asistencia médica y atención a los pobres y necesitados, y creando oportunidades de formación y trabajo".

El papa subrayó también los esfuerzos realizados “para hacer progresar las misiones de la Iglesia”, que “están ayudando a combatir muchas formas de pobreza material y espiritual presentes en la familia humana, contribuyendo al crecimiento de la fraternidad y de la paz”.

El papa les invitó “a rezar por mi ministerio, por los necesitados en la Iglesia y en particular para que las mentes y los corazones se conviertan a la belleza, la bondad y a la verdad del Evangelio”.

Estaban presentes el presidente de la fundación, el cardenal Donald Wuerl, de Washington; su predecesor, Theodore Mc. Carrrick, y el exarzobispo de Filadelfia Justin Rigali.

Hacen parte de la Fundación, aunque no estaban en Roma, los cardenales Timothy M. Dolan y Sean O'Malley.

Francisco recibió 8,6 millones de dólares destinados a proyectos de inspiración católica en diversos países.