Los 92 nuevos obispos reunidos en Roma se encontraron hoy con el papa

Nombrados durante los dos últimos años en territorios de misión

| 1333 hits

ROMA, viernes 7 septiembre 2012 (ZENIT.org).- Los 92 obispos nombrados durante los dos últimos años en las jurisdicciones eclesiásticas de territorios de misión, y que participan en  Roma en un seminario de estudio organizado por la Congregación de la Evangelización de los Pueblos, se encontraron hoy con el papa Benedicto XVI en Castel Gandolfo para recibir las indicaciones que el santo padre les dará, teniendo en vista el Año Santo y el Sínodo de los Obispos para la Nueva Evangelización.

Monseñor Savio Hon Tai Fai, SDB, secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, le ha explicado a Zenit durante una pausa del seminario que se realiza en el Pontificio Colegio de San Pablo Apóstol, en Roma, las motivaciones del encuentro que reúne a estos obispos recientemente nombrados para conducir jurisdicciones eclesiásticas en territorios de misión, quienes en los primeros años pueden encontrar dificultades y problemas particulares.

“La finalidad del seminario --indicó monseñor Tai Fai--, es triple: sobretodo es una actualización y profundización sobre la doctrina de la Iglesia y el rol del obispo. El segundo motivo es el de vivir en fraternidad, vivir juntos, orar y conocerse mutuamente. Y el tercero es conocer más de cerca al santo padre y cómo funciona la Curia Romana. Por lo tanto con esta triple finalidad hemos organizado nuestro seminario”.

“En particular este año con Porta Fidei, prosiguió, el santo padre nos pide profundizar sobre la utilidad de enseñar el catecismo. Por ello nuestros conferencistas también tuvieron en vista la nueva evangelización y el motu proprio Porta Fidei, con el cual el papa convoca al Año de la Fe”.

El nuevo subsecretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, monseñor Tadeusz Wojda, SAC, consideró además, que el seminario de estudio “es una hermosa experiencia, en la que los obispos aprecian mucho compartir los temas y las experiencias vividas”.

Y precisó que “este seminario sirve también para entender cómo los problemas que muchas veces se encuentran en una determinada Iglesia, también existen en otras. Y esta conciencia del problema presenta desafíos, y muchos”. Además “ayuda a los obispos a madurar y tomar conciencia que, compartiendo y colaborando juntos, se encuentra una solución a los desafíos actuales”.

“En vista del Año de la Fe --añadió monseñor Wojda--, deseamos saber qué nos dirá el santo padre sobre sus planes pastorales y sobre este tiempo de renovación de la fe y del entusiasmo para proclamar el evangelio”.

 “Así estamos intentando con los obispos aquí reunidos, concluyó, aprender lo más posible para enfrentar bien esta renovación de la fe en el mundo”.

El encuentro que se inició el 3 de septiembre durará hasta el 15 del mismo mes, y se concluirá con una misa solemne en la tumba del apóstol Pedro, presidida por el cardenal Fernando Filoni, presidente del dicasterio vaticano organizador del evento.