Los archivos secretos del Vaticano se expondrán en el Capitolio

Pronto saldrán a la luz documentos impactantes sobre la masacre de los armenios

| 1678 hits

ROMA, martes 5 de julio de 2011 (ZENIT.org).– Los Archivos secretos del Vaticano serán objeto de una exposición en los Museos Capitolinos en febrero de 2012: “Lux in Arcana, luz sobre los secretos”. Para el pontificado de Pío XII habrá que esperar aún 3 o 4 años de trabajo antes de su apertura a los investigadores; pero sí está prevista la exposición de documentos impactantes sobre la masacre de los armenios.

La exposición fue presentada esta mañana en el Vaticano por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, por el archivero bibliotecario de la Santa Romana Iglesia, cardenal Raffaele Farina, por monseñor Sergio Pagano, prefecto de los Archivos vaticanos, el alcalde de Roma, Giovanni Alemanno, Dino Gasperini, asesor del ayuntamiento para las políticas culturales, y Umberto Broccoli, encargado para los bienes culturales de Roma.

Se expondrán un centenar de documentos de los Archivos secretos del Vaticano, desde el siglo VIII hasta el XX. Entre otros, estarán la carta de los miembros del Parlamento inglés a Clemente VII a propósito del matrimonio de Enrique VIII (1530), las Actas del proceso contra Galileo (siglo XVII), la Bula de deposición de Federico II Barbarroja, y documentos de principios de la segunda guerra mundial.

Durante la presentación del acontecimiento a la prensa, el cardenal Bertone quiso subrayar la importancia de que esta exposición se organice fuera del Vaticano, en el Capitolio, en el corazón de Roma.

“Una vez más, hemos experimentado que, en las dificultades y en el esfuerzo común de poner juntas perspectivas distintas, se crece – afirmó el cardenal –: el diálogo, el intercambio de experiencias, la discusión científica mejora siempre las finalidades a las que se tiende con impulsos distintos”.

Para el secretario de Estado, la exposición constituye “un proyecto cultural de altísimo nivel”, donde los “arcanos” del título “no deben entenderse solo como arcana imperii, los secretos del gobierno, sino los recónditos y vastos ambientes de los archivos, por naturaleza celosos, protectores, vigilantes de los tesoros que custodian”.

Por su parte, el cardenal Farina precisó que los documentos pontificios y otros antiguos documentos de la vida de la Iglesia saldrán por primera vez del Vaticano, con motivo de esta exposición.

El cardenal Farina recordó que con esta muestra, el Archivo Secreto Vaticano “se revela sin temor o reparos, al contrario, con el orgullo de un servicio a la Iglesia y a la cultura prestado durante cuatro siglos con infatigable trabajo de custodia, catalogación, cuidado, progreso de la investigación cada vez más avanzada”.

“Se revela como ámbito cultural, como fascinante evocación de la memoria de nuestro pasado, del pasado de la Iglesia, de imperios, reinos, ducados, repúblicas – añadió –. Invita a elevar el nivel del conocimiento más allá del estereotipo vacío, al que conduce, por desgracia, mucha de la llamada cultura de masas actual”.

Monseñor Pagano observó, por su parte, que la exposición pretende arrojar luz sobre “una venerable institución y su actividad”, de ahí el título de la exposición: “Lux in Arcana”.

“Excepto los investigadores que frecuentan habitualmente el Archivo vaticano, éste constituye para la gran mayoría de personas un 'arcano', una realidad misteriosa porque es desconocida; sin contar las ambientaciones novelescas pseudo-históricas y pseudo-archivísticas que hemos tenido recientemente sobre el Archivo Secreto”, afirmó.

El prelado hizo dos anuncios: por un lado, que será necesario aún al menos un periodo de cuatro años para poder publicar documentos sobre el pontificado de Pío XII y la forma en que el papa Pacelli reaccionó ante el horror de la Shoah.

Anunció también la publicación de una recopilación de documentos y testimonios sobre la masacre de los armenios a finales de la primera guerra mundial en Turquía, y sobre las atrocidades cometidas contra mujeres embarazadas.

“No puedo ocultar mi emoción al presentar una muestra que considero histórica y única en el mundo, que durante años, incluso siglos, muchos expertos e historiadores de todo el mundo esperaron poder ver”, afirmó, por su parte, el alcalde de Roma, Gianni Alemanno.

“En el Archivo Secreto vaticano volvemos a encontrar las raíces de nuestra identidad y de nuestra cultura – subrayó Alemanno –. En los más de 70 km de estanterías y documentos del archivo podemos reconocer al hombre en sus múltiples expresiones, en sus victorias y desilusiones, en sus derrotas”.